Historias de media noche 1

by - lunes, abril 24, 2017

Buenas noches club de insomnes, acá estamos para nuestra primera de historia de un proyecto que probablemente muera mañana, sin embargo, por hoy se abre el blog a todas aquellas almas desveladas y a todas las otras amantes de las madrugadas; pero sobretodo a aquellas que les gusta espiar en el interior de los demás.

Como escribí hace unos días por el momento estoy desempleada, y eso implica tener la hermosa posibilidad de pasarme las noches en vela disfrutando del silencio, un clima mucho mejor (la mayoría de veces) y por supuesto la posibilidad de utilizar mis horas nocturnas en lo que se me apetezca (ventajas de no madrugar). Sin embargo, desde hace un par de días, o meses, me rondaba la idea de escribir a media noche, al fin y al cabo ser adultos trae consigo para muchos el habito de trasnochar, además, seamos honestos, suena interesante saber que se puede escribir a la media noche...¿Terror? soy pésima, a menos que les hable de algunos de mis ex...¿Amor? sigo siendo pésima...¿Humor? ya quisiera yo tener el talento...¿Sexo?...¡Por favor! para eso están otro tipo de paginas especializadas; así que para resumir, solo me confesaré...pero vamos, no se adelanten, no hablo de contarles mis pecados, que para ser honesta no son tantos ni tan graves, pero si algo vergonzosos, con decirles que mi último gran pecado fue tan solo un pensamiento. No, no es eso sobre lo que pienso escribir, más bien pienso en regresar a la dinámica de contarles lo que pienso y siento, y bueno, si estan dispuestos a leer, quizás se sorprendan, los humanos solemos parecernos sentimentalmente mucho más de lo que creemos.

Lo cierto es que ni siquiera estoy segura de publicar esta entrada al terminar de escribir lo que sea que se venga a mi mente, pero de todas maneras ya me llamaba bastante la idea, al fin y al cabo como ya lo había dicho, quiero regresar a la vie en rose.

Pero bueno, comenzando con el confesionario, y para rayar en lo cliche, que tal si les hablo de amor...ta-ran...seguro se lo esperaban ¿o no? pero es que al fin y al cabo que sentimiento hay más común en el mundo, que el amor, y con ello todas sus vertientes, como lo es el tan odiado y doloroso desamor; y es que así como el frío no existe, y solo es la ausencia de calor, el desamor, ese, si que existe, pero también significa ausencia.

La RAE nos define 14 posibles significados de los que es el amor (me gusta buscar las palabras en el diccionario, manías pendejas), sin embargo y para efectos prácticos, creo que si pudiéramos reducir el significado del amor al del diccionario, con las primeras tres bastaría, así que acá las tienen:

Amor

Del lat. amor, -ōris.
1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
3. m. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.

Bueno, para mi, de todos los posibles significados los que más llaman la atención son el primero, y el segundo porque al igual que los antiguos filósofos plantea el amor como una insuficiencia personal,y la necesidad de que alguien más nos complemente... y lo cierto, es que tenían algo de razón.

El amor, casi siempre se trata de esa necesidad que tenemos de sentirnos completos, llenos, como si fuéramos una gran dona a la cual le faltara el relleno en su centro...y no nos digamos bobadas, el desamor, que es la ausencia de amor como lo plantee al principio, es el sentimiento de soledad más desbordante y doloroso que existe, así que definitivamente estoy de acuerdo con esta definición. Sin embargo, no creo que el amor encaje solo ahí, no creo que sea tan plano, porque lo cierto es que no solo amamos personas, también amamos cosas, trabajos, etc. y ahí es donde entra en este juego la definición número tres, porque a veces amamos sin ser amados, lo que significa necesariamente entregarnos y creo que es absolutamente claro para todos que no hay ningún complemento ni alegría en amar a alguien que no nos ama.

El amor no debe ser tan simple como querer sentirse llenos, sobretodo cuando alguien no nos ama, porque aunque creamos que esa otra persona puede ser el relleno de nuestra dona, lo real es que solo agranda el espacio vació central, y que nosotros a pesar de ser conscientes de ello, a veces igual esperamos que esa persona se sienta llena... aunque no sea con nosotros. El amor, la mayoría de veces y cuando es real, es absolutamente desinteresado aunque nos deje vacíos, aunque nos deje sin espacio relleno...el amor, no es tan básico como querer tener algo o alguien, como entregarnos o decidir no hacerlo, lo cierto es que el amor no puede categorizarse en 14 definiciones acertadas o no.

Creo que cada ser humano tiene su propia definición de lo que es el amor, de lo que implica y de lo que traerá consigo, porque el amor también tiene consecuencias, buenas o malas, pero ahí están, y solo cada uno de nosotros sabe a partir de si mismo que espera encontrar y cual espera que sea el desenlace. Pero si a mi, me preguntarán la primera cosa que pienso al mencionarme el amor, es indiscutiblemente mi familia, y si me pidieran una definición más profunda, diría lo que siempre he dicho... el amor es el mar divisado desde un risco, al cual saltas esperando no ahogarte.

Feliz noche insomnes, al final terminé escribiendo poco más de lo que pensé...por hoy concluimos mi confesionario de media noche.

You May Also Like

1 comentarios

  1. He encontrado, sin que sea una novedad (incluso para mi), que la soledad es bella. Sin embargo es una soledad mutante. Si tienes una familia no hay tal soledad. En mi caso estoy solo durante las noches, cual Drácula tercermundista. Durante el día hay trabajo (medio tiempo) e hija, que es lo mejor que me ha sucedido. Así que las noches las llevo cual ciudadano del siglo XIX (literal): leo como un desbocado, escribo, toco piano, guitarras y cuanto instrumento tenga a mano. Nada de televisión, algo de youtube. También cocino y bebo vino con luces bajas y velas (todas las noches). El sexo es casi nulo, aunque vaya de galán y coqueto por ahí, en fin...

    Sigámos confesándonos y volvamos a pecar (aunque sea vía redes sociales). Un abrazo.

    ResponderEliminar

Hola, espero leer tu opinión, para mi es sumamente agradable saber que pasaste por acá.