lunes, 12 de septiembre de 2016

Nada es suficiente - 69 días 69 historias

«Cartas de amor» rezaba el anuncio, y la larga fila de espera afuera del pequeño local hablaba de la calidad de las mismas. Todos tenían alguien a quien amaban y no sabían cómo decírselo, pero Martín Rojas ¡él sí que lo sabía! Martín sabía todo del amor. Cartas de amor rosas, cartas de amor con olor a lavanda, cartas de amor con pequeños dibujos, cartas de amor no correspondidos, de amor correspondido, de amores prohibidos, de amor a los padres, a los hermanos, a los hijos, Martín tenía cartas de amor para todo y a bajos costos, porque él lo hacía por el amor, no por la riqueza. Martín lo sabía todo del amor;  oh bueno; al menos hasta la hora de cerrar; porque después de hacerlo partía cada noche por el mismo camino, por  la misma acera de siempre y hasta la misma esquina, desde donde observaba a través de la ventana del otro lado de la calle a Rita, la chica de la cafetería y para la cual nunca ninguna palabra ni ninguna letra parecía suficiente para decirle cuánto la amaba.

0 comentarios:

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang