martes, 23 de junio de 2015

Si alguien...

En un mundo donde cada vez estamos más conectados, pero a la misma vez más solos, si llegase a mi vida alguien que por un instante me hiciera borrar la sensación de soledad y me diera la ilusión de compañía, alguien que en lugar de letras en un chat me regalara palabras en un café, que en lugar de promesas lejanas me regalara sonrisas y caricias cercanas; alguien que contra todo pronostico de este siglo se aferrara a la opción de compañía, a la opción de tener una familia y de vivir la vida a veces a la antigua, si a mi vida llegara ese alguien, entonces yo también lo abrazaría y jamás lo dejaría ir, aún cuando las personas se atrevieran a llamarme romántica, porque entonces podría responderles tomada de su mano, que no soy romántica que a diferencia de ellos vivo en un mundo real, en un mundo menos solitario; pero todo sería tan solo, si ese alguien llegara.

lunes, 22 de junio de 2015

Apuntes sueltos

Palabras:

Las palabras se le habían atorado en el alma y no querían salir, parecía como si se quisieran quedar a vivir allí para siempre, ella seguía intentando sacarlas, hacer con ellas algo mejor que un nudo, algo más bello y con mejor sentido que las ganas de llorar, aún así no lo lograba, era como si la estuvieran condenando por no haberlas dicho y escrito cuando tuvo la oportunidad.


Talento:

Su talento desde que nació fue ver más colores purpuras y rosas que los demás. Donde todos veían rosa, ella veía una gama de rosas y purpuras, sin embargo con el paso del tiempo y al ver que nadie le prestaba  atención a su talento y que todos pensaban que era poco especial, dejo de intentar ver más colores, así que poco a poco olvido las gamas de rosas y purpuras y solo vio rosa donde antes veía un universo de color y olvido que su talento alguna vez existió.

Algún día por mera casualidad conoció una chica que podía ver una gama completa de azules, y mientras la escuchaba hablar emocionada de su talento pensó ¨Tonta, que de especial tiene ver más colores que los demás¨.

Amuleto:

Cualquiera hubiera dicho que su amuleto era la estrella que siempre llevaba en el bolsillo, nadie se percato que no existía amuleto, que su buena suerte se valía simplemente de buscar y dar siempre amor.


viernes, 12 de junio de 2015

Ventanal

En mi habitación hay un gran ventanal, es allí donde me paro a observar la nada cuando quiero abstraerme del mundo. Hace tiempo cuando llegue a esta casa, desde mi ventana solo se veía un matorral, lleno de árboles y mucha malesa, luego con la evolución acelerada de la ciudad el matorral también evolucionó para convertirse en un par de edificios.

Ahora, cuando me paro en mi ventana a observar, allí están esos dos edificios, no son atractivos en realidad, no tienen nada de especial, pero para mi ejercen cierta magia, no puedo evitar mirarlos y pensar en las personas que los habitan, pero sobre todo hay un apartamento en los pisos más altos que siempre en las noches tiene la luz encendida, creo que es el último que la apaga; me gusta pensar en las vidas de quienes lo habitan, me gusta imaginar que tienen una vida hermosa y fantástica, a veces es una pareja de jóvenes que se aman y comienzan a recorren un camino juntos, imagino sus risas, sus copas de fin de semana y a veces hasta su sexo y otras veces son simplemente chicos que viven la vida a instantes, a pedazos y sin mucho afán. Aquel apartamento me hipnotiza, me atraé y muchas veces me gustaría estar allí con sus habitantes, sin embargo lo que más amo de mirar aquel lugar en aquel edificio evolucionado, es imaginar que desde aquella ventana observen mi habitación, observen mi ventanal cada noche y como es la última luz en apagarse, y que por un instante imaginen para mi la misma vida fantástica que yo imagino para ellos.
 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang