viernes, 31 de enero de 2014

Telarañas 3

Nunca les ha sucedido que tienen un montón de ideas pero que ninguna llega a buen final?  A mi, eso es lo que me ocurre últimamente,  tengo un montón de ideas,  pero son meros retazos; he pensado en grillos, sinergia, teletransportación , personas, hadas, princesas, críticas,  cosas que me gustan, cosas que me disgustan, el calor, la violencia que vive mi ciudad y una cantidad enorme de ideas más sobre las que me gustaría escribir, pero luego,  cuando comienzo a estructurar la historia en mi cabeza, después del comienzo y una trama mínima ¡zaz! mi mente se queda en blanco, y ya no tengo como seguir.

Hace tiempo alguien me dijo "bueno, es que comenzaste a estudiar una ingeniería, debe ser que te cuadriculaste" me pregunto si fue eso, ojalá que no,  porque supongo entonces que cada vez seré más cuadriculada, aunque acá entre nos, yo me miró el corazón y me siento igual de blandita y romántica que siempre.

Pd: Yo guardaría un día con Samuel. La pregunta del día ¿Qué sabor de helado les gustaría ser?

jueves, 30 de enero de 2014

Quitando telarañas 2

Este año no me hice propósitos, la verdad es que ni siquiera sentí el cambio de año, o mejor dicho,  no le preste importancia; antes, esperaba que con las 12 campanadas del 31 de diciembre la vida se tornará diferente, pero nunca pasó;  por eso entendí que un cambio de número en un calendario no hacía la diferencia, lo cierto es que para comenzar una dieta, un proyecto,  dejar algo atrás no se requiere un día específico, por ejemplo,  mi dieta la comencé un viernes a mitad de un mes, y funcionó, probablemente si la hubiera comenzado un 1 de enero hubiese sido un fracaso, porque lo hacía por una fecha más que por una convicción, así es la vida,  las cosas hay que hacerlas por pura convicción y sobre todo por cantidades enormes de pasión.

Pero bueno,  aun sin una lista de propósitos concreta, si me prometí lo de escribir más,  así que comencé a leer un libro que se llama "Escribir ficción " y fue genial (es genial, aún no termino),  hasta me puse a hacer las tareas que pedían y todo, y se me ocurrieron un montón de ideas que espero volver tangibles, es que lo que más extraño escribir son mis cuentos,  esa mezcla perfecta entre ficción y realidad, la idea con este proyecto de 30 días es esa, concentrarme en escribir cuentos,  pero ayer y hoy ha sido imposible, la universidad no me deja mucho espacio, y tampoco es que tenga una idea tan bien estructurada que merezca la pena ser escrita, es que todavía no tengo los finales pensados y para mi una historia que se comienza a escribir sin final, es una historia que no se como escribir, así que en resumidas cuentas,  mi blog ha sido como un diario de cualquier cosa, pero que voy a decir,  siempre fue así, un lugar donde entrar a desahogar mi alma,  con lo bueno y con lo malo, porque las cosas que no se dicen atoran el corazón.

Pd: una pregunta para que piensen mis 4 lectores,  y si desean me cuentan su respuesta ¿si por cualquier razón les fueran a borrar la memoria,  pero les dejarán conservar un recuerdo,  solo uno, cual conservarían?... Me gusta esa pregunta,  me parece que dice mucho de una persona.

miércoles, 29 de enero de 2014

Quitando telarañas

Resulta que yo ayer me dije
- "Claudia,  tienes que obligarte a escribir, es una buena idea que durante un mes escribas algo a diario" - y pues me dije a mi misma -" tenés toda la razón,  lo voy  a hacer".

Así que mi idea del día de hoy era hacerme caso, sentarme una hora frente al computador, inspirarme y escribir.  Pero no, como todo en la vida, lo que uno planea, muchas veces, no es lo que hace; así que no hubo ninguna hora frente al pc y mucho menos inspiración,  hoy fue un día de esos de 48 horas, de las cuales 36 fueron estresantes, y seguro que mi día de mañana,  que no será de 48 horas sino de 72, con tendencia a moverse lento cuando no me conviene y muy rápido cuando necesite que sea lento, será el doble de estresante.

Pero bueno, nada que hacer, al final del día, cerca de la media noche, desde mi cama, desde una tablet y con los ojos casi cerrados, me obligue a escribir,  así solo sea por cumplir mi meta, y ojalá que la cumpla, porque acá entre nos, yo soy malisima cumpliendo retos, el cuento es que este año si le quito las telarañas a mi blog y además quería agradecerles a las 3 personas que aún me leen, quiero recordarles que me gusta cuando comentan y que si no contesto, es porque casi siempre los leo desde mi correo y luego olvido contestar, pero créanme que me hace enormemente feliz saber que aún hay alguien que recuerde este espacio de mi vida.

Pd: anoche pensé que quiero escribir algo como "cuentos de hadas, princesas y dragones para adultos contemporáneos" ¿será que ya existe?  Hoy en día todo existe, menos el amor.

martes, 28 de enero de 2014

Regresando

Llevo dos horas sentada frente a la pantalla de mi computador, he comenzado dos post con ideas diferentes, y al final me he dado cuenta que son una completa mierda; he olvidado como escribir, y lo que más me duele es que creo que escribir fue de las pocas cosas que vinieron en el paquete de mi vida al nacer y fuera por lo que fuera, lo deje de lado.

Ahora, ese talento, porque realmente estoy convencida que tenia un talento, parece condenarme a su ausencia; mi inspiración, mi motivación, mi esencia, todo lo que estaba implícito en mis letras parece simplemente haberme abandonado; pero yo estoy segura que ahí continua, que solo me esta haciendo una vil escena de desprecio a la espera que yo finalmente me de cuenta lo importante que es para mi, y yo, sentada acá ya sin orgullo y sintiéndome despreciable por haber abandonado mi parte más honesta, solo puedo pensar ¨Tengo que obligarme a volver a escribir¨

martes, 14 de enero de 2014

En la fila

Y entonces miro a los que están delante de mi, la fila es larga, espero ansiosa que llegue mi lugar y cuando llega me doy cuenta que aquéllos que estuvieron antes que yo ya no existen, ya no están, son tan solo una sombra del pasado, como yo estoy a punto de ser lo, para los futuros que hacían fila detrás mío.

sábado, 4 de enero de 2014

Librito de sueños

Todos deberíamos tener un librito donde anotar uno a uno los sueños,  para que algún día quizás la vida en un momento de pereza comenzará a leerlo; y tal vez, sólo tal vez decidiera uno a uno, comenzar a hacerlos realidad.

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang