lunes, 13 de mayo de 2013

Lo que fui, lo que soy, lo que seré

Hace mucho tiempo no escribo, a veces creo (y lo he dicho tantas veces) que olvide como escribir, y no es que antes fuera muy buena, pero tampoco era muy mala, al menos era capaz de transmitir, que al final era la idea; Con el tiempo parece que cambie mi escribir, por la fotografía, Craso error (y hasta horror) la fotografía no vino conmigo, escribir sí, escribir esta en mis venas, dentro de mi, es lo que me hizo y me hará siempre una Campanula, escribir llevo de una cosa a la otra, incluso, estoy segura, que escribir marco mi destino, puedo afirmar con total certeza que todo lo que rodea mi vida hoy de alguna manera vino por mis ansias de escribir, que se traslucieron en mis ganas de decirle algo al mundo y en la creación de este pequeño espacio tan personal, tan intimo... de mis blogs, nacieron la mayoría de relaciones que marcan hoy mi vida, tanto amigos como el resto.

Extraño escribir, extraño narrar algo, es como si mis venas se quemaran y en mi corazón se hiciera una tormenta cada vez que pienso en lo que deje atrás .... y es que deje tanto y por tan poco.

Yo sé en que punto deje de escribir, hasta casi podría dar una fecha exacta, pero es que fue un verdadero y pésimo año, pero ¨¿En serio me marco tanto?¨ la respuesta es si, tanto que aún no logro continuar con mi vida, pero eso ya no viene al caso, porque en verdad tengo este deseo tan creciente de retomarme, de ser tan yo, de recuperar mi esencia  y es que así chapada a la antigua, con mis moralismos desbordados, con mis manías represadas, con mis psicosis latentes y con mis estupideces soy tan absolutamente hermosa, creo que amo tanto lo que fui y lo que deje de ser por intentar ser lo que el mundo quería  ¡baahhh es una mierda!, cada uno debería tener claro que se es lo que uno quiere y punto final, porque es acá donde debería comenzar a hablar de mi autoestima, y es que para nadie seria un secreto que mi autoestima, eso no existe, pero tiene que existir, tengo que encontrarla, o hasta crearla, y mientras me ocupo de eso, estoy segura que lo único que me podrá salvar son las letras, porque a fin de cuenta ese fue mi talento, fue el regalo del mágico universo y sin irnos muy lejos, todos sabemos que yo no soy una farmacéutica, ni una ingeniera, ni una fotógrafa  es más, ni siquiera soy una Campanula, todos sabemos que yo en el fondo de mi corazón y en el universo de mi completa alma, por siempre seré una escritora, aunque solo escribiera para mi.

3 comentarios:

KAZVEL dijo...

Celebro que escribas, es sin duda alguna una fiesta, un regalo a los ojos y a la mente. Campa, celebro el coincidir con la magia de poder leerte, por favor sigue sembrando letras para que nos regales sus frutos.

Claudia Echeverry dijo...

Muchísimas gracias caballero, créeme que espero retomarlo con mucho impulso

Juan David Londoño dijo...

*Craso

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang