martes, 18 de diciembre de 2012

Que en mi alma...

Dentro de mi hay algo que está mal, que ha estado mal por los últimos dos años casi tres, dentro de mi hay una gran fisura, de esas que parecen ser chicas, pero que hacia dentro han comenzado a destruirlo todo, la gran grieta que llevo dentro (aunque suene a vallenato) ha causado grandes estragos en mi vida, sobre todo cuando más impotente me siento, la impotencia al lado del desamor, son para mi, los peores sentimientos que uno puede poseer, como sea, la impotencia tan grande de no lograr lo anhelado o de no haber sabido actuar de la manera adecuada en determinadas ocasiones, hace que la grieta se prolongue cada vez un poco más, esa grieta tan enorme todos los días trato de borrarla un poco, trato de pensar en mi familia, en mi jardín  en mis pocos amigos, pero siempre están ahí como una sombra, la soledad (porque muchas veces uno puede estar rodeado y sentirse solo) la impotencia y un montón de sentimientos bastardos que parecen cubrir el cielo dentro de mi alma.

Yo ya no sé si espero ser feliz, probablemente no, solo quiero estar tranquila y lograr mantener la esperanza de algo más bueno, el problema es que no tengo ni siquiera una medida de referencia para el más, solo quiero despertar un día y no sentir tristeza, solo espero despertar un día y haber sobrepasado ese enorme vació insondeable de impotencia; tal vez la otra orilla ni siquiera sea lo que imagino, quizás el más que pido es tan simple que termine por no parecer un gran avance, pero se me hace tan necesario ese cambio, ese lograr dar un paso más allá del punto en el que me encuentro ahora.

dicen que para obtener resultados diferentes, debes tener acciones diferentes, el problema está cuando no sabes cuales acciones son las que debes tomar, de verdad hay algo muy mal en mi y no es solo la grieta que finalmente fui yo misma la que cree, ya basta de culpar a otros, cada cual permite que lo rompan o que lo restauren, a lo mejor yo ni siquiera estoy dispuesta a que alguien restaure mi corazón, siempre estoy cerrando las puertas de todos aquellos que se acercan; y es que así es más fácil, porque en los juegos de azar y los chistes cósmicos universales siempre seguirá existiendo el 50/50 de posibilidades.

Ojalá (sabían que ojalá tiene la connotación de ¨si Dios quiere¨) eso tan malo termine por apagarse, porque realmente necesito cambiar, no es mi mundo el que debe ser diferente, debo ser yo.

Para mi el 2012 ha sido un buen año, un año de enseñanzas, un año bastante nostálgico  pero de aprender al fin y al cabo, quizás no soy mejor persona que en el 2011 pero al menos esté año me he esforzado más, esté año conocí grandes personas, fueron más las buenas que las malas, viví grandes experiencias, muchas que quizás nunca se repitan, entendí que todo debe partir desde mi, me enamoré millones de veces más de mi familia y así poco a poco paso el año, los segundos, las horas, los días y los meses se fueron yendo, con sus sonrisas y sus pesares, no lo termine feliz, tampoco tranquila, iba tan bien hasta hace unas semanas que hasta hubiera podido augurar un gran y sonriente fin de año, pero que puedo decir, la vida siempre tiene un as bajo la manga, a todas las personas que estuvieron ahí, en mi vida, en mi mundo, aunque solo fuera por unos segundos, a los que dañe de manera intencional o sin intensión, a los que ayude, a los que me enseñaron tantas cosas magnificas, muchas con lágrimas, a los que me brindaron una sonrisa honesta y a los que no, a los que alguna vez se acordaron de mi y me incluyeron en sus planes y a los que aún sin haberme incluido me permitieron colarme en ellos, a todos ellos les debo las gracias, y algunos otros les pido perdón, cada uno de los que me conocen saben lo que han ganado conmigo o lo que les adeudo, pero todas esas personas fueron las que formaron los segundos de este año de mi vida.

Para finalizar, algo que pensé hoy

¨Que en mi alma reine el amor, en lugar del odio
Que en mi alma reine el perdón para que logre encontrar esperanza
Que en mi alma reine el olvido de las cosas malas y absurdas y solo logre conservar las buenas
Que a mi alma se le acaben las palabras tristes, las de odio, las de desamor
y que comiencen a reinar las palabras que solo traen sonrisas y esperanza
Que en mi alma reine la tranquilidad y la paz
y que algún día mi alma, logre iluminar la tuya¨

Namasté

Felices fiestas, que en sus almas reine la esperanza y el amor, porque por tonto que suene, son los únicos sentimientos capaces de salvar nuestro mundo.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Quien dijo que era fácil?

Enamorarse es fácil, lo difícil es mantenerse en el juego, hace un año y medio comencé mi nueva carrera, y pues como todo, pasar a la Universidad fue una emoción completa, el lió comenzó cuando me dí cuenta que había pasado a una ingeniería y que llevaba más de 10 años sin ver matemáticas; en mi antigua carrera vi toda la química que quise pero no matemáticas y la verdad para ser honesta creía que no me gustaban; pues bueno, la cosa fue así, antes de comenzar semestre (para mi fortuna) la facultad ofreció unos cursos ¨nivelatorios¨ en los que tenía que ver cálculo y álgebra y trigonometria, así comencé mis clases, pero resulta que 10 años sin estudiar números habían hechos estragos, me sentaba en esas sillas y sentía como si me estuvieran hablando en chino, mandarín y alemán al mismo tiempo, era tan difícil, realmente lo era, pero mi tapa fue darme cuenta que estudiaba mucho y no entendía, realmente no lo hacía, y ver niños de 16 años que estudiaban allí conmigo y que parecían tan versátiles en los temas, me hacía sentir realmente ignorante, hubo una noche que fue cuando el vaso se derramo, esa semana tenía parcial de calculó y realmente deseaba ganarlo, había estudiado todo el día (sin entender un forro) y estaba realmente agotada, pero ahí estaba y continuaba intentándolo  tenia que estudiar unas operaciones con fraccionarios y ¨oh por dios!!!¨ no sabía como sumar, restar, multiplicar o dividir fraccionarios, algo tan básico que un niño de quinto de primaria sabe hacer, entré a Internet  trate de entender y no lo logre, mi nivel de frustración fue tan alto, que me senté en el comedor a llorar como una niña de 5 años, ¿como podía no entender algo tan tonto?, si siempre he creído que al menos en los sentidos técnicos soy inteligente, llore hasta que me cansé y decidí mejor dormir, no gané los nivelatorios, los perdí de una manera absurda y continuaba sin entender, peor aún, ya comenzaba el semestre real y ese si debía ganarlo, así que solo tenia una opción, intentarlo más fuerte y enamorarme de las matemáticas, es imposible hacer bien algo que no amas.

Saben? fueron muchas, muchísimas horas de estudiar a solas y en compañía  de esforzarme lo suficiente, de leer y reaprender todo lo olvidado, de decirme cada día cuanto me gustaba lo que estaba haciendo, y finalmente ese semestre lo termine con un promedio de 4.35, nada mal, y cálculo, esa misma materia que no había entendido, la que me recordó como no sabía sumar fracciones me quedo en 4.5...

Quizás esté suene a una historia muy tonta, pero ahora, cada vez que me siento frustrada por no saber algo, recuerdo esa noche y recuerdo como lo supere con constancia, por ahí dicen que ¨el que persevera, alcanza¨, la verdad es que me enamore de cada materia de mi carrera, aprendí que no son fáciles, pero que yo soy capaz, y si fui capaz con eso, creo que soy capaz con muchas cosas en la vida.

Mi idea de este post es simple, a veces, solo basta intentarlo un poco más, el final puede ser gratificante.

Feliz Navidad

Pd: extraño tanto escribir, es lo que más amo hacer en está vida
 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang