domingo, 24 de junio de 2012

Algunas veces

En mi vida me han roto el corazón varias veces, pero en realidad solo 2 de esas veces han contado, solo dos de esas veces han sido realmente dolorosas, una fue cuando tenía 22 años, la otra cuando tenia 27, y ambas a pesar de los años dolieron casi igual; esta historia trata sobre la primera.

Hace mucho años el hombre que más he amado en esta vida, decidió que definitivamente no me quería y estaba enamorado de otra, eso para mi fue como una patada directa en el corazón del alma (porque ese es diferente al corazón que late) recuerdo lo absurdo de mi tristeza, mis días tan grises y esas pocas ganas de la vida, pero como todo en la vida termino por pasar lentamente, incluso un día pudimos ser ¨amigos¨.

Alguna vez en ese estadio de ¨amistad¨ salimos un par de amigos él y yo, recuerdo que compramos tequila y lo maravilloso de la noche todo tan perfecto, hasta que nos sentamos en un parque y allí estaba la misma nena por la que tanto tiempo atrás yo había sufrido, y valga la aclaración, ella aún era su novia, el cuento es que el amigo de él le dijo algo como ¨mira allí esta tu novia¨ y pues él ni se inmuto, y cuando le dije que fuera que por mi se relajara (y la verdad ya no me importaba) me dijo que no, que él había salido conmigo.

En fin, fue una noche extraña, de risas, chistes, confidencias y licor, el cuento para resumirlo es que terminamos sentados en unas bancas afuera de la casa de él y en un instante le entro una llamada de la nena, bueno, en realidad le entraron muchas, solo que esta si la contesto, y era para preguntar donde estaba conmigo y decirle que ya iba para allá, al colgar él me dijo algo así ¨Parce vamonos ya, para donde vos queras, no me importa si queres rumbiar o sentarte en un parque o irnos para donde sea, pero yo prefiero un millón de veces estar con vos que estar con ella o con cualquier nena¨ yo lo observaba y solo pensaba en lo ilógico de aquel momento, porque yo realmente lo había amado, mucho más de lo que él hubiera podido esperar, y había sido incondicional y leal y bla bla bla pero él nunca me había querido realmente, y ahora me pedía escaparme con él, y de repente me decía que quería estar conmigo y estaba dispuesto a tirar lo que tenia por la borda por mi, por esa niña estúpida que él un día había decidido que no quería; y allí estaba sentando escuchando aquello que tantas veces hubiese deseado escuchar, pero que ya no queria por que él lo había roto, porque él me había roto y simplemente le respondí ¨Cuando yo quería que vos desearas estar conmigo un millón de veces antes que con cualquier nena, nunca lo deseaste, ya simplemente no me interesa¨ bese su frente, cogí mi bolso, y camine hacía el mismo taxi de donde ella se bajaba en ese instante, y me fui de ¨ahí¨ para siempre.

Esa fue mi pequeña victoria luego de demasiado dolor, porque uno termina por saber cuando las palabras de alguien son honestas o no, y mucho más después de 7 años de estar a su lado, yo sabía que en ese momento había sido más honesto que cualquiera de todas las veces que había estado a mi lado, pero eso ya ni siquiera importaba.

El cuento es que a veces la vida te da una parte de lo que deseas simplemente para demostrarte que ya no es lo que quieres......y esto trata sobre la segunda vez.

2 comentarios:

moscardon diesel dijo...

la sincronía Campa, la sincronía...¿porqué será tan difícil?

Diana Milena Rodríguez. dijo...

Hola, bueno como dice un amigo: "Más de veinte amores hondos y una tristeza tan ancha que parece infinita" yo todavía tengo un amor hondo que duele en el corazón, en el que no late pero duele profundo!!

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang