A veces la vida...

by - miércoles, mayo 09, 2012

A veces vivir parece tan difícil, tan solitario, una tarea tan exhaustiva; Otras veces vivir parece un premio, el mejor de todos, y otras tantas el mundo parece detenerse justo allí, en ese instante de vida, independiente de lo bueno o malo que la puedas estar pasando.

Que podría deducir yo de mi vida, si parece que los dos últimos años he dicho lo mismo?... debe ser eso precisamente, que llevo dos años durante los cuales mi vida parece haberse detenido allí, sin importar lo bien o mal que la hubiese estado pasando. Llevo tantos post diciendo que estoy cansada, que necesito aire, que necesito un respiro, pero parece no llegar y yo cada vez estoy más sumida en mi tristeza, cada vez soy más opaca y pierdo más color.

He dejado de escribir, he dejado de cantar, he dejado de bailar y creo que poco a poco he dejado de sonreír, olvidé cuando fue la última vez que reí hasta que me dolió el estomago, olvidé cuando fue la última vez que me paré en medio de la sala a cantar y bailar como solo lo hacemos cuando estamos solos; Comencé a estudiar de más, solo para ocupar mi mente con números, a dormir tanto como puedo para estar despierta el menor tiempo posible, a estar más tiempo sola para no opacar el aire de los demás, incluso he dejado de hablarle a muchos de mis amigos porque soy consciente del cansancio y agotamiento que les debía causar escucharme siempre el mismo discurso de ¨estoy triste¨.

He tratado de gastar mi tiempo aprendiendo de fotografía, pero al final cualquiera que me conozca debe saber que lo único que amaba realmente era escribir, pero deje de hacerlo....

Saben? es difícil sentirte triste y que la gente piense que siempre te estas quejando, es más, mientras escribo estas palabras me digo a mi misma que sueno tan adolescente, pero sin importar mucho esto, creo que realmente estoy triste y además creo que tengo el corazón roto...

La vida debería tener modelos a escala, y la mía debería contener variables numéricas, solo para que alguna vez le atinara a la solución correcta, mientras tanto, pues bueno, mi vida parece una fotografía, un día igual al siguiente y al siguiente, y desde mi fotografía observo a los otros, y los veo tan felices, tan maduros, tan propios, tan exitosos y yo me pregunto como lo logran, porque al parecer yo solo nací para observarlos...

Creo que realmente estoy triste, tanto que a veces el nudo en mi garganta parece contener un océano. 

You May Also Like

5 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Todos tenemos derecho a estar tristes, una temporada larga o corta, a refugiarnos en nosotros, intentar buscar uno que otro motivo para dejar la tristeza por un rato al lado de la pijama, lo que no puedes dejar de buscar es ese botoncito que te devuelva la sonrisa, la magia...Y si necesitas llorar para liberar ese océano que te ahoga, hazlo. Llora hasta que no tengas más lagrimas y veras que las cargas se te hacen más livianas. Un nostálgico post pero con mucho corazón.

    ResponderEliminar
  3. Si las cosas siguen mal, es porque quizas sigues haciendo las mismas cosas que hicieron que todo este mal. Tú eres la única responsable de lo que suceda en tu universo. Animo a todos nos toca duro.

    ResponderEliminar
  4. cuando el tsunami te cubre no opongas resistencia, lo importante es tener suficiente aire para aguantar hasta que el mar te escupa. te entiendo bien, por estos lares la situación es similar

    ResponderEliminar
  5. iba a escribir algo aquí pero todo me pareció muy bobo.

    Y pensándolo bien, estoy con oswaldo, los nuevos resultados se obtienen haciendo cosas diferentes!!
    abrazo

    ResponderEliminar

Hola, espero leer tu opinión, para mi es sumamente agradable saber que pasaste por acá.