Lo que amo

by - domingo, noviembre 06, 2011

Siempre estoy diciéndolo ¨Creo que he olvidado como escribir¨; y a veces, siento ganas de llorar por esto (aunque llore por todo), pero siempre tengo claro que a pesar de mi pésima ortografía (que cada día esta peor), de mis frases mal hiladas y hasta de mis post constantemente tristes, de este estilo tan ¨machetero¨, de este no tener grandes hazañas que contar y de la desgana que me ha acompañado el último año, tengo claro que jamas dejare de escribir, es la única cosa con la que nací, escribir es algo que esta en mi, lo he hecho siempre, desde que aprendí las primeras vocales y espero hacerlo incluso el día que me muera, aunque sea para anunciar que mi cuerpo se canso finalmente de respirar.

Las historias, esas que escribía antes con mis millones de alter egos, con mis fantasías inanimadas, aún siguen en mi mente, es solo que las cosas en la mente y en el papel suenan diferentes, aún así mis sentimientos parecen intactos, para mi fortuna o mi desdicha y eso me motiva a continuar; todos los días desearía escribir algo, decirlo y gritárselo al mundo, porque aunque sea personal, el mundo tiene el deber de cargar su parte de la culpa en ello y yo tengo el derecho de sentirme un poco más liviana.

Alguna vez un médico me explico que mi cerebro estaba enfermo, que así como la gente sufría del corazón o tenían diabetes, mi cerebro sufría de tristeza, todo esto para decirme que casi estaba seguro de que yo tenia un TAB o en palabras modernas, tenia un trastorno afectivo bipolar, ese médico era mi amigo, así que no le preste mucha atención, me reí y me fui, porque algún día cuando todos  decidieron declararse locos yo tome la determinación de ser cuerda, y sería imposible mantenerlo de tener un ¨ trastorno mental¨ además en el mundo la mayoría están tristes y aunque yo lo este un poco más y una mayor parte del tiempo, pues creo que aprendí a soportarlo, así existan días (muchos) donde solo quisiera apagar el swiche de mi vida.

Hace días escribí que Dios debió pintar mi alma con el color de la tristeza, o probablemente el mismo se sentía triste cuando la hizo, cada día lo reafirmo más, comienzo a olvidar que se siente ser feliz, incluso he olvidado cuando fue la última vez que me reí a carcajadas de verdad, de esas que se sacan del alma, no del estomago normal, pero bueno, así es la vida, un montón de contradicciones, porque luego, quizás en dos días me vuelvan a leer feliz y asegure que la vida fue el mejor invento del universo (aunque ahora lo dude tanto) pero así soy yo, parezco una montaña rusa sentimental, aunque !!eso sí¡¡ lloro de felicidad, de tristeza y a veces incluso porque llevo demasiado tiempo sin desaguar las ventanas de mi alma, mis ojos, cualquiera que me conozca lo sabe, en mis ojos se ve todo sobre mi; de cualquier manera el resumen de todo esto es simple, hace días en una entrevista me preguntaron ¿Por que crees que tu blog va a seguir ahí? y respondí lo mismo que me digo cada día ¨Por que puedo dejar de hacer cualquier cosa en mi vida, puedo renunciar a todo, pero jamas dejaría de escribir, por que es lo único que amo hacer¨ y es verdad, porque aunque me encerraran en una azotea me quitaran los libros, el papel y la pluma, es probable que siguiera las técnicas del Marqués de Sade y desangrara mi cuerpo para llenar las paredes y mi ropa con las palabras que existen tan dentro de mi.

Todo porque simplemente lo único que realmente amo hacer, es escribir

You May Also Like

1 comentarios

  1. Auuuu campanula, mal plan que una persona tan llena de luz como tu tenga un espíritu melancólico, y ahora entiendo que ello es lo que te hace especial. En efecto tus letras expresan amor, y qué bien que ello sea algo que nunca tengas pensado dejar de hacer, porque es tan padre dejar que el alma salga a través de nuestras palabras aun cuando todo a nuestro alrededor parezca derrumbarse, así que a seguir en ese oficio. Van apapachos para darle un poco de calor a ese hermoso corazón tuyo :)

    ResponderEliminar

Hola, espero leer tu opinión, para mi es sumamente agradable saber que pasaste por acá.