Cumpleaños Número 4

by - martes, julio 19, 2011

Y bueno estos fueron los otros Post que llegaron para la celebración de los 4 años de este humilde blog, un blog que comenzó por estar desempleada y tener mucho tiempo para gastar (curioso), de cualquier manera gracias a todos, me encanto cada una de las visiones rosas, grises y coloridas que cada uno de ustedes tuvo de la vida, un abrazo enorme y ojala este blog reviva :)

Creo que necesitaba una experiencia como la de hoy para animarme y concentrarme lo suficiente para escribir en La Vie En Rose. No porque no tenga razones para ver mi vida rosa, sino porque muy pocos momentos me satisfacen tanto como para escribirlos y contarlos.
Después de largas semanas sin verle reír, fruncir el seño por mis torpezas, o bostezar con ese letargo que siempre vi como un arte, esta tarde nos vimos…

Hoy hice un mercado que no era para mí, compre ropa que nunca me pondré e hice parte de un almuerzo que no me termine –que al parecer estaba sazonado con algún somnífero porque el sueño que medio no fue normal -, el clima fue fiero y evasivo a mis intereses de verle la cara bajo rayos de sol, no sentí comodidad al hablarle porque no me sentía a gusto, el tiempo, sin saberlo, apremiaba mientras el segundero a mi percepción iba en carreras… todo fue en realidad un plan sin premeditación que como resultado trajo un: “debí coordinar de otra manera”. Cuando por fin me sentí cómoda, luego de una gustosa charla, de varios contactos visuales (mudos de palabras pero exagerados en expresiones), llego una tercera persona a amenizar la tarde oscura con relatos de un velorio. Mi decencia me permitió continuar con esa conversación disimulando mi frustración por no llevar a un tranquilo término una tarde que hasta ese entonces, no era lo que yo esperaba ni lo que necesitaba, y no, por ningún lado vi mi vida rosa. En par ocasiones me asome por la ventana a ver el cielo, y las nubes tenían el mismo color de mi infortunio, ya no quedaba nada más que un “hasta luego, muchas gracias”.

Es increíble cómo un detalle tan sencillo le dio un giro de 180° a ese día desechable. Sentir su rostro degustando el aroma de mi perfume en mi cuello por un par de segundos, me saco por primera vez en el día una sonrisa que no fue disimulada, más bien fue nerviosa y casi frenética que me empujaron a robarle un beso, pero no, estaba todo tan perfecto con ese mínimo contacto, que no podía arruinarlo con un impertinente y prolijo gesto mío, al fin y al cabo aun no se ha agotado mi paciencia y ese sutil roce de la punta de su nariz con mi cuello fue tan rosa que borro de inmediato lo que había sucedió un par de horas antes.

Mi versión de La Vie En Rose no es una tarde espectacular, tampoco es tenerlo todo sin sacrificar nada, es más bien el instante en que el mundo cambia de matiz, la gravedad es nula y siento que puedo volar… volar a su lado, volar de su mano.

Escrito por @_Alekos

Caminando tu mirada

Estuve todo el día escribiendo un post que nunca leerán, estuve todo el día pensado en un color rosa que no encontré pero que quizás exista en la mente de alguien que no sabe besar, estuve todo el día centrando mis ideas tratando de acomodarlas en el camino recto de la cordura pero solo encontré a mi locura amiga fiel que acompaña mis días multicolor y de su suave mano me dejé llevar disparando mis dedos sobre el teclado pensando en besos y arañazos que se ocultan entre la ropa, juegos de miradas que nunca terminan en palabras por que todo está dicho, amantes que se esconden bajo el manto de la amistad, besos ocultos que quitan el aliento, la soledad escondida dentro del clóset tímida y pulcramente vestida en rosa.

La mentira hecha verdad, los sueños húmedos hechos realidad por algún sortilegio divino, las puertas del amor de par en par sin condiciones ni tabúes la ausencia amordazada y atada mientras la compañía corre libre por el corredor, la luz encendida el corazón caliente, una copa de vino enfrentado al fuego de una chimenea y tu mano en mi entrepierna la vida en rojo puro, a fuego vivo, el placer que invade el alma, todo al tiempo, todo junto, todo envuelto en tu mirada.
Una mirada que no tengo una mirada que no veo pero que espero sin sentarme, la espero mientras camino enfrentando a diario mi destino con la esperanza de que sea positivo, de que tanto caminar me lleve a algún lugar y mis pasos no se agoten en la búsqueda.

Y si mis actos merecen tu encuentro sonreiré orgulloso porque el camino a veces con sol y otras con lluvia habrá valido la pena y ese día cuando mis brazos abracen tu cintura me perderé enredado en tus besos sin solución ni salida .

Feliz cumpleaños La Vie En Rose? Muchas gracias por esta oportunidad

Escrito por Diego Mauricio Pineda
@Tuitere_sinjeta


Me pidieron que escribiera sobre el amor y aún no he podido empezar.
Porque es que escribir sobre el amor rosa es un acto de fe para mí, porque decir que aquellas mariposas en el estómago son algo más que un montón de glándulas y hormonas corriendo por la sangre tal vez no sea nada romántico, porque decir que las ganas que le tengo a la fulana de la esquina es amor, tal vez sea un poco exagerado.
Entonces me puse a pensar en las veces que he amado, me puse a pensar en las veces que he escrito acerca del amor y quede más confundido. Porque no me alcanza la memoria para saber cuántas veces fueron, porque creo que siempre he amado y que todas las veces que se me ha parado el pene, todas las veces que he besado, todas las veces que he tirado hasta que me duela, y hasta todas las veces que me he quedado con las ganas he amado.
He amado tantas veces que aun si tuviera dos vidas no podría terminar de escribir sobre ello, podría hacerlo sobre las veces que me han roto el corazón que ya no me importa una más, podría hacerlo sobre lo mucho que aún me duele romperlo, podría hacerlos sobre las veces que he tocado la mano del diablo y de ángeles en muchos orgasmos incontenibles que me han mostrado la pureza y lo sucio de ese revoltijo de hormonas, podría hacerlo por las veces que he jurado no llorar o que he limpiado lágrimas y hasta podría escribir que nunca he dejado de amar a ninguna de las que han pasado, ni siquiera de las que no me acuerdo el nombre.
Podría escribir que desde ya amo a las que vendrán.
Me pidieron que hablara del amor rosa y no lo pude colorear, porque yo creo que ese sentimiento lo tengo en los testículos y lo expreso de mejor manera en una eyaculación, porque en esos segundos efímeros, cuando vuelco mis fluidos sobre otra persona es que de verdad mi amor es puro, es sincero y hasta rosa.
Me pidieron que hablara del amor y me di cuenta que nunca he podido dejar de hablar de él.
Me pidieron que hablara del amor y tal vez sea mejor leer a Claudia, porque tal vez ella sabe algo que yo no sé.

Escrito por @Turint


Yo me inclino a pensar que la vida no es rosa. Y menos el amor.
También creo que sinónimo de amor, es la necesidad, la incoherencia, los recuerdos y el dolor.
Quien niegue que haya amado sin sufrir no está en nada, así como quien ha intentado entenderlo sin resultado alguno. Pero ahí estas, tambaleándote a golpes, entre los “no creo en el amor” y “es el amor de mi vida”, es en medio de esas palabras donde la vida se nos ha estancado a muchos.
Se nos estancó descifrando besos, decisiones, personas, gestos y miradas. En historias sacadas de los más solemnes libros de amor. Se nos estancó la vida a muchos en la primera mirada, el primer vino o la primera discusión.
Y cuando puedes ver sobre el torbellino de sentimientos, te das cuenta que al final extrañas la persona que eras cuando estabas junto a él o ella, lo que estuviste dispuesto a sacrificar y porqué no, lo que hoy algunos estamos dispuestos a dar, mas mis argumentos y subjetividades son de una joven experiencia, tan únicos como la forma que tiene cada uno de ver el amor.
Hace mucho perdí la línea para hablar del amor, soy malo escribiendo y en este tema preferí dedicarme a sentir, sea dolor o sea afecto. Porque darle color al amor es encasillarlo en algo demasiado pequeño, y basta con ver atreves de las ventanas que La Vie En Rose nos brinda para entenderlo perfectamente.
Yo no sé y tampoco me interesa conocer la lógica del amor, si es que la tiene, pero a veces, cuando trato de descifrar algunos besos y miradas, tengo por un instante la impresión de que mi vida es rosa.
Y puede que al final tenga algo de verdad, la vida es un arcoíris que incluye el negro.
Ya son 4 años de ver por la ventana ese arcoíris, de rosas y negros. Que nos roba tantas noches. Gracias

Escrito por @Harold_vargas

El 30 de mayo en la tarde la conocí en las afueras del parque biblioteca, mi mirada apuntaba hacia el metro, yo estaba sentada ahí, en las escalas donde he compartido ratos con amigos que ya no frecuentan ese espacio.

Sentía la mirada nublada, no importaba, sentía ese vértigo que se siente cuando te caes del mundo, cuando de repente las cosas se derrumban de nuevo a tu alrededor y no puedes hacer nada para evitarlo: a una persona libre no se le puede obligar a sentir amor, ni a permanecer al lado de uno.

Miraba hacia el metro, pero en realidad no miraba, algunas lágrimas caían de los ojos, él ya no estaba. Puto existencialismo, pensé de repente.

Justo en ese lugar, lleno de tantos recuerdos, escuchaba de nuevo un adiós de sus labios, maldije mi forma de ver el mundo, maldije mi forma de pensar, maldije esa libertad en que creía, que no me dejaba hacer nada para evitarlo, que me lanzaba a la impotencia absoluta.

De repente me sentí observada, era una sensación agradable, lo más extraño… “Señora…” Escuché que decía una voz un poco insegura. ¿Señora? ¿Yo? ¿Será a mi? Y bueno, dejé de mirar al vacío, definitivamente no era a la pareja que estaba justo debajo comiéndose a besos, el llamado era para mí.

A mi izquierda estaba ella, me miraba con indesición, una mujer realmente hermosa, la cual se decidió hablarme:

-Disculpe, ¿de casualidad ha visto a un muchacho de camiseta negra pasar por el puente?

-No. En realidad no estaba mirando para allá…

-Ah, yo la ví llorando, pero pensé que depronto había visto algo…

-Lamento decirle que no

-…Es que el muchacho por el que le pregunté es mi marido y quería saber si si se iba por ahí

-Que vaina, pero no ví nada, tengo la cabeza en otro lado

-Por qué?

-Mi novio, bueno, ahora mi ex-novio me acaba de terminar

-Ah, pero eso no es tan grave, usted todavía esta soltera, dígame yo que tengo marido y estoy embarazada

-Tiene razón, yo soy consciente de eso, pero aún así duele. ¿Y quería saber si lo había visto con otra?

-Pues sí, eso duele mucho.. Otra? Quien sabe, es que el es policía, y usted sabe que ellos son muy perros, y él de un momento a otro resultó que tenía que salir, se fue hasta sin comer.

-Que mal, jeje, es verdad que tienen fama, y por qué no le pregunta y sale de la duda?

-Ja! Si la vez pasada que le pregunté se enojó mucho, el dice que yo soy muy celosa, y una vez lo seguí y él se dió cuenta, y se enojó.

-Auch, bueno, si lo que quiere es seguirlo, debe aprender a hacerlo bien, también debe estar pendiente de comportamientos extraños que el tenga…

-pero venga, esta haciendo mucho sol, si quiere vamos a mi casa un rato (…)

-bueno, no hay problema, por cierto, mucho gusto, Catalina

-Ay, verdad, mucho gusto, Selene**

Y fuimos, ahí descubrí que ella había abandonado sus estudios en el extranjero y había regresado a Colombia a casarse con el mencionado individuo, siente el temor de que el la deje por otra y la abandone a ella y a lo que lleva en su vientre.

En verdad su situación era mucho más grave, no es lo mismo depender económicamente de un hombre que además es futuro padre (en un país donde las madres solteras abundan cualquier cosa puede ocurrir) que simplemente tener un vínculo afectivo sin economía de por medio… ¡Simplemente! ¡ja! ¡como si fuera tan simple!

En su casa ella mostró su carencia de dotes para la cocina, tal vez el afecto que sentía no la había hecho considerar si se sentía preparada para ese tipo de vida, es decir, ser ama de casa, una labor bien complicada.

Me mostró sus fotos, en todas las posiciones y variedades se veía realmente hermosa, quedé muda por un momento, hasta que no evité hacer la pregunta, tal vez un poco idiota: ¿Y nunca pensaste en ser modelo?

No, que tal, y ahora en embarazo menos, dijo ella, yo esperaba un sí como respuesta y me sorprendí gratamente, ella se acostó dejando ver gran parte de sus senos, yo seguía sentada al lado de la mesita de noche, pensando en que estaba en la casa de una chica que acababa de conocer, ya no llorando, pero si intentándo darle un consejo, un buen consejo.

Respiré profundo, y reflexionando en voz alta le dije:

“La confianza es de lo más importante, si usted ama, es importante que ame a un ser en el que pueda confiar. El amor es una cosa efímera, es cierto, pero no por ello deja de ser hermosa, y a ratos duele, y es normal que duela ¿Quién dijo que la vida era solo cosas buenas?¿Acaso valoraríamos la felicidad si no conocieramos el dolor y el sufrimiento?…

…Pero a ratos le permite a uno sentirse el ser más pleno del planeta, entonces todo ha valido la pena.

Y bueno, cuando todo eso termina, uno siente dolor, es verdad, pero es importante conservar los buenos recuerdos, aprender de los errores cometidos, de las dificultades que se vivieron, y si, yo soy consciente de todo eso.

Vos, mujer, todavía estas muy jóven, tenés salud y podés hacer miles de cosas: ¿Que querés estudiar?, hay miles de cursos gratis, ¿que querés salir? hay espacios bien chéveres para hacerlo… Mejor dicho, aprovecha la vida”.

Por un momento me sonrojé al sentirme como un libro de auyoayuda, me dí cuenta también que el consejo no era solo para ella, que iba también para mi misma, ella me miraba con atención y también lo había comprendido, asintió, seguimos hablando.

A Selene la he vuelto a ver después de aquel día, pero no he vuelto a entrar a su casa, tal vez me intimidó un poco su imagen, no lo se. La vida ha seguido después de eso, valió la pena hacer caso del auto-consejo, a ella la recuerdo con cariño, dicen que cuando se cierra una puerta se abre una ventana, ese día, al lado de Selene, aprendí a quitarle el seguro para poder abrirla.

*Pocas veces en mi vida he usado esta palabra, en 10 años de ateismo había dejado de creer en la existencia de tal cosa, dadas las nuevas circunstancias puedo usarla.

**Nombre cambiado, el de ella es mucho más hermoso.

Escrito por @BlueAndTanit

Eso de andar saltando entre nubes rosadas y azucaradas, estar sonriente todo el tiempo y no solo dibujar esa pequeña línea en su rostro, sino sentir felicidad desde lo más profundo de su ser y regalarla con sus ojos saltones y expresivos a todo el que la veía y la conocía. Eso de vivir entre fuentes de miel y chocolate, ver todo desde las ópticas mas optimistas, de no sentir que caminaba sino de que flotaba... Eso de ver que cada error era solo un empujón más para seguir avanzando, eso de nunca mirar hacia atrás por el arrepentimiento de haber dado un no, un tal vez o un sí, no era sencillamente lo suyo.



Era mas bien una mujer calmada, vivía en las nubes eso sí, pero era parca y seca. Para ella casi todo era o blanco o negro y tal vez gris, pero eso no era necesariamente malo, miraba a los demás con ojos sombríos, hablaba lo necesario, su interés no era llamar la atención de nadie y menos de que alguien completara su corazón, pues se sentía bien así, sola por el mundo...

Su frase era "a lo que vinimos"... Si había que trabajar, trabajaba, si había que estudiar, estudiaba, si había que sonreir, sonreía displicente, si se trataba de pelear, lo hacía y así siempre llevaba su vida como un alma que el aire simplemente iba arrastrando por la vida.

Hasta que un día, se topó con un chico de ojos claros y mirada perdida, rizos rojos, delgado y aunque vestido de todos los colores tenía la misma actitud que ella, se le notaba a kilómetros. Era un chico poco común, por lo que ella se alegró internamente, no quería pensar que en algún momento él la viera dibujar líneas expresivas hacia él. En cambio, él le regaló una sonrisa deseando que se percatara de su existencia pues quería que juntos completaran ese mundo blanco, negro y a veces gris que habían construido solos hasta ese momento. Y ella finalmente, le sonrió.

Escrito por @CuteMarieClaire

You May Also Like

0 comentarios

Hola, espero leer tu opinión, para mi es sumamente agradable saber que pasaste por acá.