In my life

by - sábado, abril 09, 2011

En mi vida (como en la de todos, supongo) han existido momentos donde los sucesos ocurridos han marcado una linea divisora entre el antes y el después, la primera de esas lineas se dio cuando tenia 12 años y mi familia se mudo de casa, pase de vivir en un barrio que era muy ¨ cálido ¨ a un barrio más frío, mucho más citadino, ese fue el comienzo de mis adolescencia y época de rebeldía (yo también la tuve) ... en fin, no es a esta linea a la que me quiero referir.

Entre los 12 y los 19 años creo que viví el 80% de las experiencias que recordare de anciana, la verdad es que le saque mucho jugo a mi adolescencia, aun cuando mi familia es tremendamente conservadora, fui a conciertos, me encarrete tipos, tuve sexo, fume, bebí, aprendí a montarme en una tabla, casi me quiebro el cu** en una tabla, aprendí de rock, conocí millones de personas, aprendí de drogas y pude decidir si usarlas o no, me fugue etc etc etc ... en resumen, aprendí a ser una buena chica y una mala chica también, en medio de esto luego de los 18 llego mi época, como dice un amigo ¨Me puse de moda¨ pero resulta que yo andaba muy enamorada de el mismo tipo que había querido desde mis 15 años, y pues no tenia ojos para el resto, así que bueno me quede con este tipo y poco antes de cumplir 20 años quede embarazada .... esta fue la segunda linea divisora de mi vida, porque tuve la opción de quedarme en lo que me gustaba o elegir algo que me iba a cambiar, y elegí el cambio, simple, siempre he pensado que si tuviste las agallas para fornicar (con o sin protección, esa es otra historia) tenes las agallas de criarlo, el cuento es que a los 20 años me toco crecer; puede sonar muy estúpido, pero en realidad los sucesos de ahí en adelante cambiaron todo, los dos primeros años de mi hijo me dedique a ser mamá, porque no quería dejar a mi hijo tirado por las ganas que tenia de vivir, así que perdí amigos, incluso el mismo papá de mi hijo me dejo etc etc y todo lo divertida que había parecido ser la vida para mi ya no existía, ahora solo era una madre ¨soltera¨ más en este mundo, aunque una que trataba de preocuparse por su hijo.

Ahora, han pasado 6 años desde mi embarazo, mi hijo es hermoso y sobreviví, pero a veces me siento como una anciana de 50 años en el cuerpo de una mujer de 27 con muchos rasgos mentales de una de 16 ¿por que? simple, yo los veo a todos en mi fb, en mi twt, en la vida real, y veo sus mundos felices y perfectos, el millón de amigos, la posibilidad de perderse un fin de semana completo sin rendirle cuentas a nadie, la idea de tener los chicos que se les ocurra, conociendo de música cuanto se les antoje, estando a la vanguardia de la vida, fumando y bebiendo todo lo que quieran, saliendo el día que quieran a la hora que quieran, teniendo todo el sexo que se les ocurra y ese BILLON de cosas que ofrece la libertad de ser joven y no tener ¨Obligaciones¨ .... y no es que me siente mal ser mamá, si no fuera por Samuel creo que hace rato hubiera declinado a vivir, pero tampoco se sentirme bien siendo adulta, y miro a mi al rededor y quisiera comprarme otra vida, una donde hubiera tomado mayores precauciones para poder absorberla hasta sentirme sin sed, pero no puedo, esta fue la vida que elegí, y gústeme o no, no puedo hacer mucho o si?

El cuento de este post es que me siento triste de estar vieja, de haberle anulado opciones a mi vida, de hacer una lista de 100 cosas de las cuales no podre cumplir ni 50 y de cada día parecerme más a un ente que solo vive porque así debe ser, y peor aun de tratar de hacerlo como debe ser y no como quisiera que fuera.

You May Also Like

4 comentarios