miércoles, 27 de abril de 2011

Mi día de hoy

Y acá estoy sintiéndome miserablemente sola, tengo a mi hijo y a mi mamá, y es algo que se, y los adoro, y son todo en mi vida, pero miro a mi al rededor y no tengo a nadie más; no tengo a nadie a quien decirle cuando estoy mal y es tan triste ver que al unico lugar que puedo acudir es a una pagina llena de desconocidos
a decir q me siento sola;  yo no tengo amigos, al menos no lo suficientemente reales, los que tenia ya estan casados o se fueron o están muertos o lo que sea ya no están y eso es realmente tan deprimente...

Tengo un plan de cecular q no se consume, porque no tengo a quien llamar y todo el día me siento frente a un pc porque no tengo con quien salir, ni con quien hablar, tengo 27 años y estoy muy sola ... eso da una tristeza enorme en el alma

Los manes me dan tan duro, porque simplemente me apego muchísimo, porque cuando están existe alguien que me pregunte mas allá de mi hijo como estoy, y luego me despierto y ya no están, y es tan peyé ver que jugaron su juego sin tomar en cuenta que me iban a volver mierda ...lo que sea, uno no se muere de amor, pero si de tristeza y soledad, y yo a veces siento como si por dentro me fuera quedando sin nada, y soy tan completamente estúpida que leo horóscopos o galletas de la fortuna o pendejadas así buscando un buen augurio; augurio que  nunca llega.

Y más triste aun es saber que yo me aferre toda a una vida, a creer que las cosas son buenas a creer cosas Idílicas y bonitas  y esperar que por el mero hecho de tener fe ocurrieran, pero hasta de tener fe uno se cansa,  y ya no quiero creer y solo quisiera resignarme a la vida así menudita y ya, sin nada bueno ... si no con lo que me toco y darme cuenta de una buena vez que el bonito cuento que veo en otros, ese cuento no me toco a mi.

lunes, 25 de abril de 2011

¿Y si fuera más otra y menos yo?

A los 15 años conocí al hombre que por 7 años creería era el amor de mi vida, en ese entonces y luego de un par de días de besarlo apasionadamente descubrí que tenia novia,y desde ese día hasta el día de hoy mi suerte no ha cambiado mucho, sobretodo porque esa fue la primera vez que mi cabeza comenzó a hacer listas y listas de + y de - , listas donde mis + eran una suma para ellas y los menos eran igualmente una suma para ellas, peor aun los + de ellas, les sumaban a ellas y en resumen yo era un completo negativo.

Recuerdo claramente como Lina (así se llama la nena en cuestión) era + flaca + interesante + divertida + espontanea etc etc etc, obviamente yo estaba + gorda era - interesante y totalmente nada divertida; y así me pasaba días enteros pensando tonterías como ¨y si tuviera el cabello más largo o más oscuro o más corto y si me matara de hambre haciendo dieta, y si aprendiera de absolutamente cada grupo de música, cada equipo de fútbol etc etc¨ en definitiva todo se resumía en ¨y si fuera más otra y menos yo?¨ y así me he pasado en mi vida, porque lamentablemente no es algo que a estas alturas de mi vida haya aprendido a manejar.

Hace pocos días, pensaba nuevamente ¨Y si mi vida fuera diferente? Y si fuera más otra y menos yo?¨ y en el instante que comenzaba a hacer una enorme lista de sumas y restas, donde sin lugar a dudas la perdedora iba a ser yo, una lagrima se me escapo por la mejilla y pensé ¨Y acaso yo no puedo ser bonita algunas tardes, verme hermosa algunas noches, usar un lindo perfume o saber algo de aquello que me gusta? acaso yo no puedo ser divertida en ocasiones o incluso espontanea en determinadas circunstancias?¨ pensé que hay cosas q no se pueden negar como que yo soy + de esto y - de aquello, pero acaso lo que yo soy no puede también ser bonito para alguien?...

Es que ahora que lo pienso, yo soy + gordita y se menos de algunos temas pero se muchísimo + de otros, a veces cuando sonrío la habitación se ilumina y a veces cuando lloro el cielo también se pone opaco y yo también quiero el lado bonito de la historia, ese donde yo soy una prioridad no una opción.

Ahora voy a esto, se con toda mi alma que soy un conjunto total de imperfecciones, que mis estrías, mi celulitis, mis rollitos, mis neurosis (y hasta psicosis), mis celos y todas esas cosas opacan lo bueno que puede haber en mi en determinadas circunstancias, pero aun así los más de ellas (de las otras) no restan los más míos, y yo también merezco que me miren con bonitos ojos, porque no soy una chica sexy, ni la más interesante, soy poco divertida y así, pero soy yo y algo bonito y que me haga diferente debe existir dentro de mi.

En resumen ¿y si fuera más otra y menos yo? ... perdería aquello que me hace ser indiscutiblemente Campanula.

sábado, 9 de abril de 2011

In my life

En mi vida (como en la de todos, supongo) han existido momentos donde los sucesos ocurridos han marcado una linea divisora entre el antes y el después, la primera de esas lineas se dio cuando tenia 12 años y mi familia se mudo de casa, pase de vivir en un barrio que era muy ¨ cálido ¨ a un barrio más frío, mucho más citadino, ese fue el comienzo de mis adolescencia y época de rebeldía (yo también la tuve) ... en fin, no es a esta linea a la que me quiero referir.

Entre los 12 y los 19 años creo que viví el 80% de las experiencias que recordare de anciana, la verdad es que le saque mucho jugo a mi adolescencia, aun cuando mi familia es tremendamente conservadora, fui a conciertos, me encarrete tipos, tuve sexo, fume, bebí, aprendí a montarme en una tabla, casi me quiebro el cu** en una tabla, aprendí de rock, conocí millones de personas, aprendí de drogas y pude decidir si usarlas o no, me fugue etc etc etc ... en resumen, aprendí a ser una buena chica y una mala chica también, en medio de esto luego de los 18 llego mi época, como dice un amigo ¨Me puse de moda¨ pero resulta que yo andaba muy enamorada de el mismo tipo que había querido desde mis 15 años, y pues no tenia ojos para el resto, así que bueno me quede con este tipo y poco antes de cumplir 20 años quede embarazada .... esta fue la segunda linea divisora de mi vida, porque tuve la opción de quedarme en lo que me gustaba o elegir algo que me iba a cambiar, y elegí el cambio, simple, siempre he pensado que si tuviste las agallas para fornicar (con o sin protección, esa es otra historia) tenes las agallas de criarlo, el cuento es que a los 20 años me toco crecer; puede sonar muy estúpido, pero en realidad los sucesos de ahí en adelante cambiaron todo, los dos primeros años de mi hijo me dedique a ser mamá, porque no quería dejar a mi hijo tirado por las ganas que tenia de vivir, así que perdí amigos, incluso el mismo papá de mi hijo me dejo etc etc y todo lo divertida que había parecido ser la vida para mi ya no existía, ahora solo era una madre ¨soltera¨ más en este mundo, aunque una que trataba de preocuparse por su hijo.

Ahora, han pasado 6 años desde mi embarazo, mi hijo es hermoso y sobreviví, pero a veces me siento como una anciana de 50 años en el cuerpo de una mujer de 27 con muchos rasgos mentales de una de 16 ¿por que? simple, yo los veo a todos en mi fb, en mi twt, en la vida real, y veo sus mundos felices y perfectos, el millón de amigos, la posibilidad de perderse un fin de semana completo sin rendirle cuentas a nadie, la idea de tener los chicos que se les ocurra, conociendo de música cuanto se les antoje, estando a la vanguardia de la vida, fumando y bebiendo todo lo que quieran, saliendo el día que quieran a la hora que quieran, teniendo todo el sexo que se les ocurra y ese BILLON de cosas que ofrece la libertad de ser joven y no tener ¨Obligaciones¨ .... y no es que me siente mal ser mamá, si no fuera por Samuel creo que hace rato hubiera declinado a vivir, pero tampoco se sentirme bien siendo adulta, y miro a mi al rededor y quisiera comprarme otra vida, una donde hubiera tomado mayores precauciones para poder absorberla hasta sentirme sin sed, pero no puedo, esta fue la vida que elegí, y gústeme o no, no puedo hacer mucho o si?

El cuento de este post es que me siento triste de estar vieja, de haberle anulado opciones a mi vida, de hacer una lista de 100 cosas de las cuales no podre cumplir ni 50 y de cada día parecerme más a un ente que solo vive porque así debe ser, y peor aun de tratar de hacerlo como debe ser y no como quisiera que fuera.

lunes, 4 de abril de 2011

Recuerdos

La conversación había estado cargada de Notas pintadas de rojo, al comienzo como siempre todo comenzó como un juego estúpido, pero poco a poco se transformó en fantasías que indudablemente deseaban hacerse realidad, a cada palabra sobrevenía un rafagazo de recuerdos en imágenes mentales que excitaban más que la mente el cuerpo.

Para ella era recordar aquella sensación de sentirlo dentro de su cuerpo, como la tomaba de la cadera y la ayudaba a llevar el ritmo que parecía aumentar con la respiración y los gemidos; recordar esto hacia que su entrepierna se tornada tibia, húmeda, cargada de ganas y de placer; Creía leerlo igual de excitado, esto le causaba aun más placer, imaginar su pene erecto con ganas de ella, de tomarla como lo había hecho en los viejos tiempos y fornicarla sin compasión, la hacia sentirse deseada e indudablemente si lo hubiera tenido cerca hubieran terminado aquella fría noche, con mucho más que calor.

Entre palabras y risas picaras se pasaron un rato de la noche, la distancia física que había entre ambos parecía acortarse con el computador, pero él se tenia que ir, donde estaba ya había amanecido, mientras que para ella era tan solo la media noche, así que la conversación pareció quedar en un limbo de ¨ algún día nos veremos y recordaremos viejos tiempos¨ ; pero ella no quería que terminarse allí, sentía como su cuerpo le pedía a gritos tenerlo allí, como su cuerpo imploraba sentirse penetrado solo por él, así que invadió su mente de recuerdos, saboreo recuerdo por recuerdo, no se esforzó en pasarlos rápido, los hizo lentos, los hizo durar lo que tenían que durar, imagino cuando su boca (la de él) comenzaba a besar su espalda (la de ella) y luego la mordía, mientras con una mano tocaba sus senos y la otra la introducía en su pantalón; recordó como jugaba con su clítoris mientras la besaba contra una pared, y como si fuese más que un recuerdo comenzó a realizar acto por acto el reflejo de las acciones de él con las manos de ella, estaba tan húmeda, tan fácil, tan puta.

Su entrepierna, su sexo todo en ella estaba húmedo, sus manos se deslizaban fácilmente por su clítoris y se introducían fácilmente en su vagina, y su mente lo hacia a él dueño del creciente calor, tan solo imaginar aquellas noches o tardes donde ambos sabían que hacer, cual posición tomar, donde él la manejaba como un juguete a su antojo y ella se dejaba manejar, imaginarse besándolo, besando su cuello, su pecho su espalda, tomando su pene entre las manos y llevándolo a su boca la hacia sentir más y más excitación, se tocaba suave, lento, no solo masturbaba su cuerpo, también masturbaba su mente, las ganas de él siempre habían estado y siempre estarían presentes, había sido por mucho el mejor amante que había tenido en su vida.

Sentía como a cada instante el orgasmo estaba más cerca, era imposible no sentirlo, deseaba prolongarlo, pero no deseaba dejar de tocar, sus dedos hacían círculos en su clítoris,  incrementando cada vez la velocidad y a veces los introducía en su vagina; sus gemidos (lo imaginaba a él escuchándolos, sabia como lo excitaba aquello) también aumentaban de tono y de color, y fue allí donde no aguanto más, donde sintió como el calor se expandía a sus piernas, se expandía por su estomago, por cada parte de su cuerpo y entonces su gemido se ahogo, su espalda se encorvo y sintió como su orgasmo bajaba entre sus piernas, ahora finalmente era hora de dormir ...
 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang