Perfección

by - jueves, enero 27, 2011

Juan nació perfecto, en una familia perfecta y se crío a la perfección, siempre fue bueno en el kinder, fue un estudiante sobresaliente en la escuela, luego fue el mejor en el bachillerato, siempre dijo las palabras adecuadas en el momento adecuado, cuando fue un adolescente se vistió de acuerdo a los estándares de alguien decente, no fumo, no bebió, no llego a altas horas de la noche, no tuvo novias malas, no fue infiel, no cometió actos impuros, no robo ni un confite, no mintió y siguió siendo perfecto.

Al entrar en la universidad fue un perfecto buen estudiante, siempre obtuvo buenas notas, no desfogo sus pasiones, no hizo uso indebido de sus horas de clase, no se escapo y no hizo algarabía, luego fue adulto y siguió siendo perfecto, se caso, tuvo hijos y los educo igualmente perfectos a él...

Sin embargo un día Juan despertó en medio de su perfecta habitación, y pensó que había perdido su vida, lo que no se daba cuenta aun, es que también había perdido su alma.

You May Also Like

1 comentarios

  1. ¡Hagamos de la perfección un modelo de vida!

    Pero la "perfección" es como la belleza: subjetiva. Y de esta manera, la perfección que yo creo buscar -y jamás encontrar- diferirá bastante de la concepción de "Perfección" tuya y de la del vecino.

    Un abrazo y gran saludo Campanula.

    (Respecto al "About me" de tu perfil, al leer "bipolar" recuerdo a un viejo amigo y poeta que suele decir "yo no soy bipolar, ¡soy Multipolar!")

    ResponderEliminar

Hola, espero leer tu opinión, para mi es sumamente agradable saber que pasaste por acá.