lunes, 10 de enero de 2011

Naturaleza

La vida había actuado de acuerdo con lo que se suponía debía ocurrir, Camila había perdido su hijo, Sofía había descubierto la verdadera naturaleza de Manuel, todo parecía corregirse sin necesidad de los actos de ellas, solo el transcurrir del tiempo parecía poner todo en la posición adecuada.

Ambas seguían en el Octavo piso, La Rue de l´amour no había cambiado tanto, los guayacanes seguían en la calle dejando caer sus hojas y sus flores como tendidos sobre la acera; Camila sería siempre la misma nostálgica y sofía sin duda alguna la misma dulce, pero cuando ambas estaban juntas se complementaban en proporción, si hubiesen sido la misma probablemente hubieran sido una mujer perfecta, pero este mundo no se hizo para mujeres perfectas, al menos no el mundo de ellas.

Camila se sentó frente al ventanal enorme a observar el mundo, con su taza de café en la mano derecha y un cigarrillo en la izquierda, Sofia la observo desde atrás en la cocina, a veces deseaba tanto parecerse a Camila, pero otras veces comprendía lo infeliz que ella era, había cambiado ser feliz por ser fuerte, y aunque siempre parecía funcionar sabia que dentro de ella todo era una tormenta que en cualquier instante arrasaría con todo.

- Porque no le das el puesto que se merece Sofía? tu sabes que no es el tipo para ti, que ni siquiera te ve y aun así continuas allí, acaso que parte de ser invisible para él es la que te agrada? si al menos tuvieras la certeza de ser observada, de ser deseada, pero tienes la completa certeza de que no es así, amo lo dulce que hay en ti, esa necesidad por creer en el mundo, por creer en todos, pero porque no comienzas a creer en algo diferente? por que no comienzas por ejemplo a creer en ti?

Sofía guardo silencio, no sabia muy bien que decir, tenia consciencia de la verdad de Camila, pero no tenia la facilidad de ella para huir

- Amaría huir Camila, sobre todo amaría ser vista por Manuel, pero no se como hacerlo
- Entonces mereces tu condena, y mereces ser invisible, sobre todo porque tu permites que ocurra, pero el día que aprendas a vengarte y que seas tu la que los hagas invisibles, vas a saber tu verdadera naturaleza ....

Camila se paro y se fue caminado hacía su cuarto, mientras Sofía se preguntaba en que momento iba a determinar quien era en realidad.

1 comentarios:

el aguijon del moscardon diesel dijo...

mmm volvió Camila, me alegra sobremanera, hacía tiempo no la leía, ella tiene un... no se qué tan sexy...

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang