viernes, 29 de octubre de 2010

Buena suerte

Trébol de cuatro Hojas

Según leyenda, cada foliolo representa algo:

  • El primero es para la esperanza
  • El segundo es para la fe
  • El tercero es para el amor
  • El cuarto para la suerte.


Siempre he repetido que los amigos se conocen en las malas epocas, en las buenas generalmente siempre tenemos gente de sobra, esta fue una mala semana, aun así siempre parece que en medio de todo va a existir algo bueno, y en esta ocacion muchos trataron de sacarme sonrisas y esta fue una de las mejores sonrisas de mi semana, una foto que me regalo el caballero Cesar Augusto Serna un gran fotografo, y un excelente amigo.... entonces como el dijo, a todos aquellos que la vean, lo cito ¨Para ti, no porq la pediste, porq mereces mucho en la vida, esperanza, fe, amor, suerte y FELICIDAD¨ .... Que puedo decir, Muchas Gracias

Pd: Son dos fotografías la otra la pueden ver en el enlace del flickr de Cesar Serna , muchas gracias a muchos otros por estar ahí y acompañarme en mis delirios :)

miércoles, 27 de octubre de 2010

Bitácora 27-10-2010

En el circo de lo absurdo en que se ha convertido mi vida

Debo decir que hoy es un asco levantarme y decirme frente al espejo ¨es que no debió ser¨ y que al final termine sin vos.

martes, 26 de octubre de 2010

Destino...

Es gracioso eso del destino, porque si le preguntara a mi hijo de 6 años que significa, probablemente me respondería que no sabe su significado; si le dijera ¿Samuel, tú crees que tu destino es ser medico? Me respondería ¨pues mami, yo quiero ser médico¨ pero no me respondería ¨si mami, ese es mi destino¨ entonces supongo que a lo que estamos destinados, o a lo que nuestra vida está destinada se crea después de adultos, y definitivamente Dios o los dioses debieron decidir que después de los 10 años nuestro destino seria X o Y …. Sin tomar en cuenta nuestro deseos.

Antes de las palabras malas o buenas, de las decisiones pésimas o acordes, Es indispensable decir que para mí nunca dependió del destino; que dependió del querer, fuera muy grande o muy poco, y que a veces cuando las dudas me invadían, siempre estaba la misma conclusión… la conclusión de que lo bueno estaba sobre lo malo, que el amor era más grande, aunque sonara a cliché; y que definitivamente aquello que yo deseaba era más importante que aquello que le universo completo pudiera desear….

Y me siento (tan sentimental) frente al PC y escribo aquello que pasa por mi mente, y solo puedo pensar en que todo aquello termino; y es gracioso porque uno sabe y tiene la certeza que en unos meses, que en unos días o quizás en unos años ( el tiempo tan relativo) todo va a estar bien, pero y entonces ¿de que valió el esfuerzo, de que valieron las emociones? Supongo que no de mucho, porque incluso con la conciencia acabada, con el alma en pedazos y con la certeza de un futuro más ¨destinado a ser¨ te sigo amando, y la puta tristeza me sigue invadiendo cada molécula y es entonces que te preguntas ¿y por que los dioses pensaron que esto no debió ser? Porque la vida es así, porque no se termina con quien más se ama, si no con quien más nos conviene y porque en definitiva, yo no estoy a tu lado que es lugar donde debería estar.

Es gracioso y absurdamente doloroso saber que todo está a punto de terminar y que aunque tengo horas para remediarlo no lo puedo hacer… y el inevitable destino que dice ¨como todos los finales felices, termino siendo una tragedia¨

sábado, 16 de octubre de 2010

La ciudad de la Eterna Primavera

con este cuento participe en un concurso en http://www.elgrifo.co/sitio/ (sin exito) jajaja, las palabras subrayadas debían ser incluidas en la historia.

******

John había escuchado hablar de ¨la ciudad de la eterna primavera¨ muchas veces, había escuchado cosas buenas y también había escuchado cosas no muy buenas; aún así había algo en esta ciudad que ejercía un atractivo sobrenatural sobre él, era definitivo que antes de morir ese sería uno de los lugares por recorrer.


Al comienzo fue gracioso haber conocido a Mónica por Internet. “La paisita¨, como todos le decían, era una mujer agradable. Al comienzo fueron charlas tontas y después una gran amistad les sobrevino; luego de un año estaba subido en un Avión rumbo a la ciudad de Medellín en busca de ¨la paisita¨. Mónica lo iba a esperar en el aeropuerto José María Córdoba y luego lo llevaría en su carro hasta el hotel. La idea era que ella sería algo así como su guía turística además de su amiga, claro, lo cual seguro incluiría sonrisas y momentos inolvidables.


Curiosamente por la época se celebraban varios eventos en la ciudad, entre los que estaban las Pasarelas de Colombiamoda y la Feria de las Flores. Una de las cosas que creía interesantes era el Metro y su Metrocable, seguro que sería bien bonito. Además era el mes de los vientos, y seguro entre Mónica y él alguna Cometa tendrían que elevar. Era algo que siempre le había gustado hacer, y el estar en otro país no lo haría desistir de su tradición.


Bajo del avión con la emoción de llegar a nuevas tierras, paso por los papeleos y luego, al salir, la vio; allí estaba Mónica esperándolo con su nombre escrito en una hoja. “Ja, ja, ja, qué gracioso¨, pensó. Ella corrió a abrazarlo y lo primero que le dijo fue ¨bienvenido¨. Ambos sonrieron, cruzaron un par de palabras y comenzaron el recorrido hacia el auto. Mónica no pudo evitar comentarle: ¨Bueno, mi auto se dañó; lo lamento pero sólo pude conseguir el de mi abuela. Mínimo nunca en la vida has visto uno de estos¨.


John hizo un gesto entre curioso y gracioso y prosiguieron el camino. Al llegar al auto él no pudo evitar soltar una carcajada: ¨Ja, ja, ja. ¿Y eso funciona?¨. A lo que ella respondió que “sí, mi abuela se niega a cambiar de auto, dice que le recuerda su época de joven. Pero bueno, míralo como algo nuevo, como todo acá¨. El auto, un Renault 4 azul, parecía sacado de un museo antiguo. Aún así, a John no le molestaba, finalmente había venido a divertirse y parecía que todo formaba parte de la diversión.


Comenzaron a conducir hacia la ciudad y mientras tanto el paisaje cada vez parecía más alentador. Luego de un rato entraron a la ciudad en sí y comenzó a ver lugares. Mónica le indicaba cada lugar y le contaba qué significaba. Su hotel quedaba en Laureles, según le había dicho ella, cerca de su casa. Uno de los lugares que vio en el recorrido fue la Plaza de toros la Macarena, lo recordaba por el comentario de ella: ¨bueno esta es la plaza de toros, pero vos sabés que por lo menos yo no estoy de acuerdo con la violencia, no me parece justo, creo que sólo he venido en dos ocasiones y en ambas fue a conciertos. Espero nunca en mi vida presenciar una corrida de toros¨.


Lo que le parecía curioso a John era lo personal y cercano del trato de Mónica. Le hablaba como si hubiesen sido amigos toda la vida y esta calidez le agradaba realmente.


Mónica lo llevo al Hotel y le dijo que descansara. Al día siguiente la idea era ir al Centro y pasar por varios lugares, como la Plaza Botero y el Museo de Antioquia. Jhon era fanático del artista y le parecía ilógico pasar por aquella ciudad sin ver sus obras, al menos una Escultura de Botero debía tocar, sentir y admirar.


Efectivamente, al día siguiente el teléfono sonó temprano, era Mónica avisándole que ya pasaba a recogerlo. Ella llegó una hora después. Decidieron ir en Metro, puesto que el Museo y el Parque quedaban cerca de una estación. Al subir al Metro John no pudo evitar notar lo pulcro y bien cuidado que estaba. Eso le agradaba, además el viaje fue cómodo. Luego anunciaron la llegada a la estación Parque Berrío, allí bajaron. Era un lugar bastante transitado. ¨Bueno este es el Centro, es algo caótico, pero como dice mi papá: tiene un no sé qué, no sé dónde¨, contó ella.


Caminaron y entraron al Museo de Antioquia. Había cuadros realmente hermosos; en sí mismo el lugar era hermoso. Según le dijo Mónica, había sido remodelado recientemente. Luego fueron a dar una vuelta por la Plaza Botero y se tomaron fotos al lado de varias esculturas. Mientras estaban allí, Mónica recibió una llamada a su celular. Él sólo escuchó ¨Ok nena, ya vamos. Nos recoges en la Torre de Argos en más o menos 20 minutos¨. Luego de colgar le contó que “una amiga consiguió boletas para Colombiamoda, seguro te va a gustar, nos recoge cerca de acá, vamos¨.


Caminaron varias cuadras. Realmente era un lugar caótico, pero había algo en el sitio que lo hacía gracioso; de alguna manera dulce. Juliana, la amiga de Mónica, los recogió frente a un edificio lleno de espejos: la Torre de Argos. Luego emprendieron camino hacia Colombiamoda. Mónica seguía mostrándole lugares de la ciudad, diciéndole qué significado tenían para las personas de allí. Le mostró un edificio al cual llamaban Inteligente y luego llegaron a la Plaza Mayor, lugar del evento.


Juliana era estudiante de diseño de modas y tenía su primera pasarela aquella noche; ellos estarían tras bastidores y luego se sentarían en las primeras filas del evento. Para John que nunca había pertenecido a este mundo, todo le parecía algo singular. Era gracioso estar tras los bastidores, rodeado de modelos hermosas y maniquíes que en ocasiones parecían mejor vestidos que él mismo.


A John lo invadió un pensamiento: “esta ciudad es bipolar¨ y sonrío. En realidad no lo pensaba como algo malo; más bien le parecía algo bueno. Los lugares parecían cambiar de color en cada esquina, el aire parecía oler diferente a cada instante y todo el mundo se mezclaba. Era una ciudad cambiante y, en definitiva, de todos. Parecía un lugar mágico y, en realidad, lo era.


La pasarela fue magnífica. Luego decidieron ir a celebrar, pasaron por el Parque del Poblado, por el Lleras y así poco a poco iban saltando de lugar en lugar; de la misma manera prosiguieron los días. Siempre había algo para hacer, un lugar nuevo que ver, una sonrisa nueva para dar, una sonrisa nueva que obtener. Sin darse cuenta pasó un mes, estaba a tan solo dos días de que él se fuera. La noche antes del viaje subió al Pueblito Paisa con Juliana y Mónica. Habían decidido elevar globos de papel. ¨Finalmente, alguno debería llegar al cielo¨, se decían entre sí mientras trataban de no dejarse invadir por la nostalgia.


John ¿y ahora qué piensas de Medellín?”, preguntó Mónica. Después de pensarlo por un instante, respondió: “Pues pienso que es la Ciudad de la eterna Primavera, supongo que al comienzo creía que tenía que ver con el clima, pero ahora lo veo más como si fuera un vivero. Tus pupilas se dilatan para creerse algo tan bello, tu corazón palpita y tu alma respira. Medellín es como sentirte por un instante en el lugar adecuado”.


John sonrío mientras el globo alzaba el vuelo para perderse en el infinito.

viernes, 15 de octubre de 2010

Presente

Estoy muy contenta porque mi amiga Mexicana @Eu_gen pues me ilustro, cosa que para mi es todo un honor y más viniendo de alguien con tanto talento, lo comparto con ustedes, y pues acá les dejo la dirección de las paginas de ella, para que vean su excelente trabajo, y pues obvio a los del Twitter les recomiendo seguirla, es una excelente ilustradora y amiga.

@Eu_gen http://flavors.me/eugen para que recreen los ojos :)

martes, 5 de octubre de 2010

Pequeño resumen De mis soledades actuales I



Es gracioso comenzar a pensar en el éxito y en el gran significado que se supone debe conllevar este en nuestras vidas; desde que nacimos somos criados de la manera que aquellos que nos rodean suponen es la correcta para labrarnos un camino hacia el tan ansiado ¨ éxito personal¨, nuestros padres, tíos, abuelos y hasta hermanos se dedican a enseñarnos aquellas cosas que se suponen debemos tener presentes por el resto de nuestras vidas, para lograr llegar a ese lugar que la verdad (creo yo) muy pocos conocen.

Pero me pregunto ¿que nos define exitosos? acaso es la cantidad de ceros a la derecha que contenga nuestra cuenta bancaria? ¿o es estar rodeados de tantas personas dispuestas a lamer la suela de nuestros zapatos, como cantidad de hormigas hay en el mundo? ¿ o es mas exitoso aquel que tiene 3 amigos reales, contra aquel que tiene 1 solo amigo leal? ¿o simplemente es mas exitosa aquella mujer que se casa tiene 3 hijos, una tarjeta de crédito gold y se sienta en la tarde a coser y tomar el te? ¿ o son la cantidad de diplomas, de pretendientes, de ....?; supongo yo, que debe ser una extraña combinación de Salud (indispensable) Dinero (necesario) y Amor ( ???).

Aun así a quien se le hizo fácil, cual de nosotros no sintió que debió estudiar otra carrera, que su vida debió tomar otro rumbo, que debió amar a personas diferentes, que debió confiar mas o menos en determinadas personas... quien de nosotros siente que lo hizo de la manera correcta?

Últimamente me invade esta sensación de ser un desastre, de tener una vida que es un desastre, y me llegan las imágenes mentales que me enseñaron que debía tener, y pienso ¨pero si tengo un buen trabajo, comida, techo, tengo incluso buenos amigos (cosa que si es difícil poseer), no me puedo quejar etc etc etc ¨ pero saben? al final de cada noche, mientras finaliza el día sigo estando igual de sola, a pesar del diploma colgado en la pared, del pretendiente (que termina siendo un fiasco), de los amigos reales y de los ¨imaginarios¨, y de la familia (que agradezco) cada noche termina mientras me siento igual de perdedora que al iniciar el día.

Y entonces pienso, sera el lugar en el que estoy? pero no, incluso en Medellin a veces solía sucederme, digo a veces por que supongo que estaba tan ocupada en otras cosas que no me detenía a pensar en mi vida, incluso así, luego de las rumbas de Viernes, Sábados y el cine de los Domingos, al llegar la noche estaba igual de sola y allí era más tedioso aun mantener el ¨estatus¨que de alguna manera me había podido ganar, sin embargo se montan a cualquier red social las fotos llenas de sonrisas, de brindis, de coqueterías y de instantes felices que en si, no terminan por encerrar una vida.

En definitiva no soy alguien exitoso, tengo carencias emocionales más hondas de lo que me gusta, tengo carencias físicas (que a veces parecen mas mentales) y en resumidas cuentas me siento excesiva mente sola, tanto, como si me parara en medio de una multitud, pero absolutamente ninguno se detuviera a observarme; pero bueno, al final así somos todos ¿ o en eso también estoy sola?

sábado, 2 de octubre de 2010

Sorpresa II

Camila despertó desubicada, no recordaba muy bien que había sucedido, allí a su lado en un sofá estaba sentado y adormilado Roberto.

- Roberto, que paso?
El se incorporo Rápidamente - Cami, como te sientes?, no recuerdas lo que sucedió? yo llegue y estabas tirada en el suelo sangrando .... pero dime como te sientes?
- me siento mareada, no recuerdo muy bien que sucedió, pero que tengo? que me paso?
- Camila pues que tuviste una amenaza de aborto...
- Una amenaza de aborto? que? como así? estoy embarazada?
- Es que en verdad no lo sabias?
- Saberlo? ... estoy embarazada? - pregunto Camila mientras tocaba su vientre - vamos a ser padres?
- Cami, pensé que lo sabias y no me habías querido contar
Camila lo observo, se sentía angustiada, en realidad no sabia que sentir, iban a ser padres.
 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang