Pequeño resumen de mis temores actuales

by - jueves, julio 08, 2010

Tengo 26 años, y debo confesarlo, me siento vieja, mi vida no es nada parecida a aquello que supuse seria cuando tenía 15, muchas cosas aun no las he logrado y cada vez pienso que es poco factible que termine por lograrlas; cada vez que veo fotos de cualquier persona o los mensajes que cualquier otro ha decidido dejarles, creo realmente que son felices, aunque por instantes soy consciente que todos cargamos con ese gran hoyo que se siente en el centro del alma, solo que algunos lo sentimos más a menudo.

Recuerdo ser una adolescente y ansiar a toda costa ser una adulta, así como de niña ansié ser adolescente, sin embargo la realidad tiene un color diferente al de los sueños, la realidad es más opaca y menos agradable.

Puedo sacar a colación que vivo sola, y así mismo puedo decir que es una mierda; a lo mejor pueda caminar desnuda por mi casa cuantas veces se me antoje, puedo salir y regresar a la hora que se me pegue la gana, puedo morir de hambre o de comer como una vaca, y aun así puedo asegurarles, que cambiaria todo esto, por un abrazo antes de dormir, o incluso un regaño de fin de semana de mi mamá.

Hace tiempo que olvide lo que se siente reír como enana, lo que se siente llenarte de mugre, y ser feliz con un simple bombón, soy una persona nostálgica, a menudo demasiado gris, y tan concentrada en su pasado, que le tiene demasiado temor a su futuro; aun disfruto las lucecitas de bengala que encendía cada 7 de Diciembre (por el día de la virgen, o de las velitas, como usted lo quiera llamar) aun me late el corazón, decidí cualquier día (y mantengo mi decisión) deshacerme de los amortiguadores, porque lo único que aun disfruto como si tuviera 12 es el amor.

Me gustan las películas dramáticas, pero adoro las comedias románticas, me creo tonta la mayoría del tiempo, y esa misma mayoría de tiempo, tengo la extraña certeza de que los otros también lo creen así; me da pavor la oscuridad, me da tanto temor pensar que sentiré el aliento frio de un fantasma detrás mío, que me meto bajo las cobijas y respiro despacio, sin mucho impulso para que no note mi presencia (y sí, tengo 26 y creo en fantasmas), a veces incluso yo misma dejo de notar mi presencia; mas temor aun, me causan los fantasmas del pasado, los míos y los de aquellos a quien quiero o amo, porque esos sí que pueden destruir; de la misma manera me dan miedo las calles vacías, creo que podría llegar a ser una agorafobia en potencia, quizás se deba al temor tan antiguo, ese que vino de fabrica, a la soledad.

Mi mente contiene demasiados vacios, y mi corazón de ese mejor ni hablo, tantas derrotas, y creo yo, ninguna victoria (aunque supongo que algunos no lo considerarían así); pero como lo dije al principio, comienzo a sentirme vieja, tanto que a veces duermo solo para olvidarme de mi propia existencia, y otras me emborracho, para olvidarme quien soy, pero aun así siempre tengo la certeza de quien soy, incluso en mis peores pesadillas; puedo asegurarle que tengo mis bases morales firmes (así a usted no le importe) que hay cosas de los antepasados que extraño, que quizás hubiese deseado ser de otra época , pero eso hoy no importa, lo que importa es que hoy siento demasiado miedo de saber que mi vida tan solo se compone de hueso, musculo y piel, por que algún día soñé que mi vida también gozara de un alma, y como se lo dije al comienzo, a cada instante que pasa lo creo menos factible, simplemente comienzo a dejar de creer que los sueños podrían llegar a hacerse realidad.

You May Also Like

11 comentarios