martes, 22 de junio de 2010

Otra vida

A veces me gusta imaginar que en definitiva si existen otras vidas, que antes de esta hubo unas cuantas, y que después abran más, es allí cuando al conocer a alguien me pregunto si también perteneció a esa antigua vida, si fue mi amigo o mi enemigo, y si en esta vida tan solo estamos saldando las deudas que quedaron pendientes; me pregunto si en la próxima, volveré a encontrar a aquellos que deseo reencontrar, y si definitivamente salde en esta vida las relaciones con otros y nunca más en lo que queda de eternidad los volveré a ver. A ratos incluso, me armo mi próxima vida, me imagino que color desearía de ojos, de piel, que país o clase de familia me gustaría poseer, la carrera que me gustaría estudiar..... como si en esa próxima vida fuese a tener una noción tan grande de la actual, que pudiera rectificar todo aquello que hubiese deseado hacer de otra manera.

Pero es en ese mismo instante donde me pregunto, ¿si en realidad no existieran esas otras vidas? ¿si solo quedara esta por vivir? y me doy cuenta que solo tengo el tiempo presente, y de nuevo intento rectificar los errores futuros.

6 comentarios:

el aguijon del moscardon diesel dijo...

esa misma duda me asalta continuamente, por eso voy con ojo avizor por la vida, preguntándome continuamente la razón de cada nueva situación y de cada nueva persona que conozco. al final la respuesta que me doy es la de hacer lo correcto... en lo posible.

Gabriel Cruz dijo...

Ni que lo digas, es una idea que en ocasiones me perturba al rondar en mi mente, que si por una decisión accidental de segundos, tenemos que pagarlo con una existencia que no nos es del todo satisfactoria, que ojalá y tuviéremos la oportunidad de existir bajo otras condiciones. Pero creo que la realidad es como el último párrafo que haz escrito, esto es lo que tenemos y hay que aprovechar al máximo este tiempo que se nos ha concedido...

GABRIEL U.S. dijo...

Vivir el presente (que es un regalo) es lo que muchos recomiendan. No reparar en el pasado ni preocuparse por el futuro, pero a veces no se logra y todo parece conspirar que el pensamiento hable de otras vidas, incluso, de otros mundos. No dejes de vivir el presente, pero tampoco dejes de soñar, creo que es la única forma de mantenernos vivos en este mundo inhóspito.
Un abrazo.

Tomáz dijo...

Esas otras vidas, con seguridad, no existen. Y si existen no son como ésta que estamos viviendo.
Por eso me uno a los comentarios que dicen que lo mejor es aprovechar esta vida y explotarla al máximo. Ya veremos qué pasa después.
Un abrazo,

Tomáz.

Nina Montés dijo...

La vida
parece ser...
24 horas
por día.


¡saludos!

Naida dijo...

Dicen que siempre estamos juntos a los seres que queremos, que en una vida una persona puede ser tu mamá y en otra puede ser tu amiga, tu hijo o tu pareja.

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang