lunes, 14 de junio de 2010

Abandono

Julián sintió un leve mareo, de esos que te hacen querer cerrar los ojos como tratando de recuperar tu estabilidad. Al abrirlos despertó en medio de lo que parecía un sueño. No recordaba qué había sucedido, pero trato de seguir la imagen, al comienzo opaca, que poco a poco se aclaraba. Allí estaba Sofía, con su sonrisa siempre tibia, haciendo la cena. Sonó el teléfono. Ella contestó.

- ¿Aló? Sí, con ella.

Pasó casi un minuto antes de volver en sí. Parecía aturdida por las palabras al otro lado del teléfono. Colgó y comenzó a sollozar. Luego el llanto se hizo más fuerte, tanto que la derribó y cayó al suelo arrodillada como si el mundo entero la hubiese abandonado. Sólo intentaba pedir al cielo un instante de cordura. Tomó su rostro con sus manos y lloró y lloró casi creando un rio con sus lágrimas.

Julián estiró su mano tratando de tocarla pero no lo lograba. Estaba muy lejos y cuando se acercaba simplemente parecía un espejismo. Sólo entonces lo comprendió: no era un sueño. Él la había abandonado.

3 comentarios:

el aguijon del moscardon diesel dijo...

bella escena (y luego dices que no sabes escribir un guión)

Julibelula dijo...

Esa sensación fué la que me enseñó que de verdad el dolor del alma da dolor físico y el alma se parte en pedacitos...
Buenísimo nena!!!
PD: Ya mejor ando ;)

state_0f_mind dijo...

fuerte!!! :D

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang