martes, 22 de junio de 2010

Otra vida

A veces me gusta imaginar que en definitiva si existen otras vidas, que antes de esta hubo unas cuantas, y que después abran más, es allí cuando al conocer a alguien me pregunto si también perteneció a esa antigua vida, si fue mi amigo o mi enemigo, y si en esta vida tan solo estamos saldando las deudas que quedaron pendientes; me pregunto si en la próxima, volveré a encontrar a aquellos que deseo reencontrar, y si definitivamente salde en esta vida las relaciones con otros y nunca más en lo que queda de eternidad los volveré a ver. A ratos incluso, me armo mi próxima vida, me imagino que color desearía de ojos, de piel, que país o clase de familia me gustaría poseer, la carrera que me gustaría estudiar..... como si en esa próxima vida fuese a tener una noción tan grande de la actual, que pudiera rectificar todo aquello que hubiese deseado hacer de otra manera.

Pero es en ese mismo instante donde me pregunto, ¿si en realidad no existieran esas otras vidas? ¿si solo quedara esta por vivir? y me doy cuenta que solo tengo el tiempo presente, y de nuevo intento rectificar los errores futuros.

martes, 15 de junio de 2010

Regreso

Hacía tantos meses que no sabía de ella. Camila había desparecido de su vida un día cualquiera sin previo aviso y se había encargado de no ser encontrada. Ahora alguien, cualquier pendejo que no conocía de abandono, le había dicho que había regresado al apartamento. Y él, que lo creía todo tan pasado, tan curado, no podía evitar ir.
Recordaba que tenia la copia del lugar que ella misma alguna vez le había dado, y decidió aparecer sin previo aviso, encontrara lo que encontrara.

El portero no se molesto en preguntar para dónde iba, lo conocía de antes y sabia sin duda que probablemente iba a ser aceptado.
Para Roberto fue casi una confirmación de la presencia de ella. Podía sentirla, su cuerpo podía sentirla, la respiración ya no tan fácil, las manos frías y el corazón absurdamente inclemente.

Al llegar pensó dos veces antes de introducir la llave, pero tenía que verla, tenía que saber que al menos estaba viva. No bien, Camila casi nunca estaba bien. Por lo menos así era hace un año; siempre tan triste, tan ilógica, tan nostálgica.
Respiró profundo y abrió la puerta. Al entrar tuvo su visión tan ansiada: allí estaba Camila sentada, desnuda frente al ventanal (¡cuánto había extrañado esa visión!), ya no estaba tan delgada, era un buen indicio.

- Camila

Ella volteo su rostro hacia él, su cabello estaba más largo. Sonrió como nunca antes él la había visto hacerlo, había en sus ojos un nuevo brillo. Ahora Camila tenía luz.

- Te estaba esperando - dijo ella mientras volvía a mirar las luces de la ciudad.

lunes, 14 de junio de 2010

Abandono

Julián sintió un leve mareo, de esos que te hacen querer cerrar los ojos como tratando de recuperar tu estabilidad. Al abrirlos despertó en medio de lo que parecía un sueño. No recordaba qué había sucedido, pero trato de seguir la imagen, al comienzo opaca, que poco a poco se aclaraba. Allí estaba Sofía, con su sonrisa siempre tibia, haciendo la cena. Sonó el teléfono. Ella contestó.

- ¿Aló? Sí, con ella.

Pasó casi un minuto antes de volver en sí. Parecía aturdida por las palabras al otro lado del teléfono. Colgó y comenzó a sollozar. Luego el llanto se hizo más fuerte, tanto que la derribó y cayó al suelo arrodillada como si el mundo entero la hubiese abandonado. Sólo intentaba pedir al cielo un instante de cordura. Tomó su rostro con sus manos y lloró y lloró casi creando un rio con sus lágrimas.

Julián estiró su mano tratando de tocarla pero no lo lograba. Estaba muy lejos y cuando se acercaba simplemente parecía un espejismo. Sólo entonces lo comprendió: no era un sueño. Él la había abandonado.

jueves, 10 de junio de 2010

Últimamente

Últimamente me paro frente al espejo y no me reconozco, como si en algún instante o momento de mi vida hubiese olvidado quien soy, a veces me pregunto si aquello que creo que me gusta realmente me gusta, o si tan solo es un invento de la otra que me habita, pero que indiscutible mente no soy; a veces voy a los lugares conocidos, aquellos en los que guardo un vago recuerdo de las carcajadas y sonrisas que en mi mente eran perfectas, pero luego cuando estoy allí ya no están las carcajadas perfectas que esperaba encontrar.

Últimamente pongo a vagar mi mente en cualquier cosa que no me permita pensar, paso horas frente al pc tratando de buscar los pensamientos de otros para no perderme en los míos, busco trabajo de más, y en ocasiones cuando se me da la gana de no huirle tanto al mundo acepto salir, y me siento y tomo cuantas cervezas le quepan a mi vejiga, o cuanto guaro le quepa a mi sistema nervioso, y sonrió con todos, pero si me atreviese a mirar dentro mio, de seguro encontraría a esa que ya no esta, (a la que reconocería en cualquier lugar, a la que me creo y me abandono) gritando en medio del vacío, aquello que no quiero escuchar .... Gritándome como soy sin ser, como me he convertido en aquello que tanto temía ser, como poco a poco dejo de ser.

Últimamente mis emociones ya no son un big bang en mi universo, la alegría no es mucha, la tristeza a la final tampoco es tanta, y el amor en definitiva no tiene nada de amor.

Últimamente desearía volver a ser yo, pararme frente al vacío, tomar aire, estirar mis brazos y volver a volar.

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang