Los Instantes de mi Vida

by - viernes, mayo 21, 2010

Cuando aun era una adolescente, siempre que subía a un bus o al metro, miraba aquellas personas que me rodeaban, me concentraba en aquellas que para mi eran hermosas, las miraba y creaba un mapa mental de sus vidas, su novio perfecto, sus amigas que sentían esa extraña envidia que nos da la felicidad de otros, sus padres perfectos y hasta sus hermanos protectores etc etc etc.

Trataba de creer, y de tener la fe que quizás algún día todas esas cualidades juntas pertenecieran a mi vida, y paso el tiempo; hice dieta, aprendí a peinarme, maquillarme y vestirme como toda una señorita y un día me mire al espejo y era hermosa; absolutamente hermosa, aun así no era ni tan feliz, ni mi vida era tan completa como lo había supuesto antes.

Y el tiempo volvió a pasar y deje de ser hermosa, me agote de ser casi anorexica, de tener que quemarme los sesos para que mi cabello se viera mejor, de vivir a la moda en punto, y sentir que cada día me tenia que ver mejor, sin embargo y sin ser tan linda como antes, fui feliz, por un instante demasiado corto en toda una vida, pero totalmente feliz.

Ahora no soy ni tan hermosa, ni tan feliz, tengo kilos y lagrimas de más, pero ahora se que en definitiva no siempre las cosas son como uno se las imagina, así como probablemente esas niñas del metro no tenían una vida tan perfecta como yo lo supuse en aquellos instantes de mi vida.

You May Also Like

10 comentarios

  1. Clau, te aseguro que ahora sos mas hermosa nunca, tenés sabiduría y ella, por alguna razón que no entiendo, da un aura mágica de belleza. Alguien, alguna vez, me dijo que las mujeres realmente inteligentes siempre son lindas, y la verdad, en todo este tiempo de leerte, puedo asegurar que lo sos. Un abrazo.
    PD: yo te puedo ayudar con el tema de los kilos de mas... ;)

    ResponderEliminar
  2. Eres afortunada, tienes lagrimas de mas, significa que sientes,yo tengo lagrimas de menos lo cual me acerca al status de este ordenador.
    Excelente forma de desahogarte por medio de las palabras, si no te molesta, seguire dandome una vuelta por tu blog y comentando post.
    Saludos y animo.
    Habemos a quien nos gustan las de kilitos de mas, jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Sabes, escribes increible, lastima que tenga tan poco tiempo para leer, sin embargo me gustaria intercambiar palabras contigo, buscame en face, EDEL GARFIAS, agregame y charlamos un dia de estos.

    ResponderEliminar
  4. qué cosa esto de los kilos de más !!!! uffff, amargada me tienen a mí !!!he engordado todo lo ke que adelgacé cuando dejé de comerrrrrrrrrrr...pero es mejor comer , no ? eso dicen
    besos !

    ResponderEliminar
  5. los kilos de más es lo de menos, preocupa un poco el exceso de lágrimas, sin embargo mucho me temo que esos son ingredientes perversos de la belleza.

    ResponderEliminar
  6. cuando viajo en el bus suelo ver a la ventana y observo como se va alejando una imagen...

    ResponderEliminar
  7. Por estas y muchas otras cosas mas no me animo a hacer planes a largo plazo. La vida sorprende y lo que mas me da rabia es que la gente no lo comprende e incomodan con esos consejos de "aprenda a vivir para que no le vaya mal en la vida"
    Necesitamos clases de boxeo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Es una bella reflexión. Tan bella como tú, que no necesitas de dietas, ni ejercicios forzados, para lucir, así, sincera, honesta, frentera y, por todo lo anterior, realmente bella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Se llega a esa etapa Campanula, y aunque se escuche nostálgico, es revelador darse cuenta que no hay nada perfecto en la vida, que aquellos que considerábamos bien, seguro buscan la felicidad o sienten algun vacío por algo.
    Así que uno es normal en ese sentido, con sorpresas y carencias, se es perfecto con esas imperfecciones y dolores, nos hace auténticos y nos recuerda que estamos vivos.
    Abrazos Campanula ;)

    ResponderEliminar

Hola, espero leer tu opinión, para mi es sumamente agradable saber que pasaste por acá.