viernes, 28 de mayo de 2010

Los Instantes de mi Vida II

Mi primer beso fue un asco, no tuvo nada que lo hiciera medianamente rescatable en la bahía de los recuerdos, fue un día de semana cualquiera, en una esquina cualquiera y en un juego pendejo, recuerdo que tenia miedo de hacerlo mal, nunca antes había besado a un chico en la boca, era comprensible mi temor, pero al terminar comprendí que peor que él no pude haberlo hecho, fue un beso seco, nada dulce y que se sentía como besar una pared, mejor ni lo describo; pero a veces la vida, toma conciencia y decide recompensarnos, así fue como años después tuve el mejor beso de mis 26 años de vida, y ese si merece ser contado.

Llevábamos varias semanas saliendo como un par de buenos amigos, tomábamos cerveza, comíamos, veíamos tv, pero nunca nos habíamos dado un beso, pero aquella noche, aquella noche (suspiro). Eran mas o menos las 7:30 de la noche, ambos salíamos de trabajar, pero antes de coger cada uno para su casita decidimos tomarnos un ¨fresquito¨, entramos a una cafetería y él, que ya me conocía, me pidió un Mr. Te y para el una Coca-cola, comenzamos a hablar de bobadas y terminamos en una bar tomando cerveza, el bar era un lugar poco conocido, oscuro, ponían rock y el dueño del lugar decidió hacernos la noche a nosotros dos, se acerco y nos pregunto si conocíamos el mejor lugar del bar, a lo cual respondimos obviamente que no, y el tipo ( muy celestino el) nos dijo que lo siguiéramos; el mejor lugar del bar resulto ser un sofá en el punto mas oscuro, ubicado al lado de la barra y que no se porque, al sentarte comenzabas a irte para los lados, el cuento es que nos sentamos y yo quede en un punto en el que me iba resbalando para el lado de él, y cuando menos pensé zaz me resbale, voltee la cabeza y ahí estábamos dándonos el mejor beso de mi vida, un beso lento, con el sabor amargo de la cerveza, pero tan dulce como ningún otro, al fondo sonaba Yellow de Cold Play, y yo tenia una estampida de elefantes en el estomago.... desde ese punto y hasta el final esta se convirtió en una de las mejores noches de mi vida, fue de esas noches donde todo encaja perfectamente, donde por mas que algo quisiera desentonar nunca lo lograría, esa fue una de las noches que guardo en mi cajita de recuerdos, y que fue un instante mas de mi vida, pero un instante que para mi, sera eterno.

7 comentarios:

Bcorazon dijo...

Ayy carajo, me estremecieron toda... jaja.. :$ Que hermosura, esos sí lo merecen.

el aguijon del moscardon diesel dijo...

es cierto, no son tantos los besos para recordar, recuerdo con cariño uno muy inocente, al comenzar a despedirnos con el tradicional beso en la mejilla algo sonó muy fuerte, y al voltearnos para mirar el origen del sonido, nuestros labios terminaron unidos por unos instantes, mientras nuestros ojos salían de sus órbitas, al final incluso mi novia tuvo que reír.

jugodemaracuya dijo...

¡Carajo!

Que buena historia, eso sí que merece ser recordado.

Saludos.

ELIZABETH dijo...

Uy, un besito con Yellow de fondo, que rico... a mi me pasó lo mismo; primero me besó un sapo inmisericorde el cual me dijo que me quería y solo quería pero otra cosita. Y ya mi mejor beso me lo dio mi segundo novio, el niño con el que ahora me voy a casar... fue mirando estrellitas acostados en un césped; el me lo dio esquinerito, en un ladito de la boca como quien no quiere la cosa, como midiéndome el aceite a ver si yo le respondía con una cachetada o con otro besito. Luego después de haber tanteado terreno me besó taaaan profundamente que casi me deja de inhalador.
Un abracito, y si, hay que tomarnos un café juntas :)

ELIZABETH dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Túrin dijo...

Estos son los posts que me gustan.

GABRIEL U.S. dijo...

Eso demuestra que el primer beso, no es el primero, sino logra serlo solo el que te llega al corazón y permite una revolución de temblores al interior de tu alma.
Un historia, encantadora.
Un abrazo.

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang