martes, 9 de marzo de 2010

Amor la antigua

Siempre he tenido la claridad, que el amor me gusta tanto como me gustan los chocolates, las emociones o sentimientos derivados de este hacen que la vida valga la pena, sin embargo prefiero el amor a la antigua, el moderno es muy complicado.

Definitivamente tengo la capacidad de creer que el amor existe.

No espero un día salir a la puerta y encontrar un príncipe vestido de azul y montado en un corcel blanco, mi capacidad de raciocinio no es tan poca; aun así, estoy segura que en algún punto de este enorme planeta existe un tipo que va a tocar las fibras más sensibles de mi alma, y al cual cada mañana mirare y estaré segura de haber tomado la decisión correcta.

A medida que los humanos crecimos en tecnología y nos hicimos pequeños en sentimientos, el amor cambio drásticamente, si antes algo se consideraba romántico, hoy en día término por ser cursi, y las relaciones se tornaron más prácticas y menos sentimentales.

Enamorarse es cuestión de tomarse el tiempo y el esfuerzo necesario para que algo funcione de la manera adecuada, por idílica que pudiera llegar a ser, estoy segura que aunque el amor a primera vista existiera, serian necesarias miles de herramientas más para que una relación se manejara de acuerdo a nuestras expectativas.

Pero si retomo mi idea del amor a lo moderno, o a la antigua es allí precisamente donde radica la diferencia, en el tiempo y en la manera que nos tomamos para enamorarnos; yo sigo siendo de las que creen que un buen detalle vale más que mil palabras, o incluso, que una buena palabra en el momento indicado funciona mejor que cualquier regalo, suceso o acontecimiento.

Hoy en día, el tiempo que nos tomamos para lograr que el otro (o incluso nosotros mismos) sintamos elefantes en el estomago es mínimo, ya no están ni las flores, ni los chocolates, ni las tan cursis cartas de amor, ya solo existen un par de tragos, un par de besos, una noche de buen sexo, y si funciona en la cama quizás en el resto también.

Para mí, sigue siendo mejor el tipo que tratándonos como iguales, ni más el, ni más yo, me abra la puerta del carro, me invite a cenar y acepte una invitación de mi parte a cenar, yo seguiré prefiriendo el tipo que me regale una rosa, que me mande un bonito mensaje de texto y que me haga sentir que lo que vendrá vale la pena, yo prefiero un tipo con el cual pueda mantener una gran conversación, al final quiero un tipo que me quiera por lo que soy, no por lo muy flaca, muy gorda, muy rubia o muy pelinegra que me vea, al final quiero un tipo con el que a mis 50 años pueda sentarme a su lado a hablar de mucho o muy poco, pero que como siempre me haga sonreír.

Por esto prefiero el amor a la antigua, el moderno es muy complicado.

13 comentarios:

Michelle Durán dijo...

¡ Tienes 50 !
què bonito saber màs de los bloggers, que bonito conocerte màs.
El " amor " moderno tiene sus beneficios, quizàs muchos màs que el amor a la antigua.
Pero al final del camino, quizàs una remota parte de nosotros prefiere ese ùltimo tipo de amor que mencionè , porque es el amor humano, y de humanos creo que tenemos mucho...
jajaja.
¡ Saludos nena!

Lau dijo...

Si lo pensamos bien en 50 años el amor moderno será antiguo y el antiguo prehistorico. En todo caso, el amor se habra degenerado mucho más. Creo nos gustan los mismos tipos. n_n

el aguijon del moscardon diesel dijo...

una amiga decía que el príncipe azul no existía, pero si el carmelito. creo que la vida está hecha de pequeños momentos que se recuerdan toda la vida, y curiosamente, para mi, no son los más evidentes ni llamativos. creo que si te sientes a gusto con alguien estando en silencio, el asunto va bien. y estamos de acuerdo el amor moderno es más práctico pero hace soñar menos.

Lau dijo...

Eso del silencio lo escuche una vez en una peli (no te estoy acusando aguijon) me gustó muchismo porque me pareció una gran verdad.

La ReiNa Roja dijo...

Lindo leer una carta, ver unas flores, un muñeco, cualquier pendejadita que alimente al amor, ese bandido que se hace llamar amor es exigente y disfruta de detalles y mimos, como lo he dicho muchas veces yo soy feliz con un amor que entre su antiguedad o su modernidad me consienta la orejas y me haga soñar.

Un abrazo.

Julibelula dijo...

El amor moderno o a la antigua siempre serà complicado... conseguir pareja cada vez es más difícil (y si no que lo digan las Mc Allister...)
suerte en tu fé en él porque ya poquitas le creemos.
PD: siquiera no esperás un príncipe azul, para nadie es un secreto que es un cretino.

jhony dijo...

estoy de acuerdo con tu idea de amor ,es la mejor manera,a la antigua....por que lo moderno es mas fragil.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
●•• √эиuⓩ ••● dijo...

Yo creo que antes o después, el amor, es el amor... Ese que trasciende, que inventa, que motiva, por que claramente, ahora con más tecnología, quizá haya más formas de demostrar el amor, pero si es amor verdadero, nunca dejará de lado los detalles, los mimos,la ternura...

Solo si es verdadero amor!!!

Collective Soul dijo...

alg'un día tendra que llegar :)...

"When I get older losing my hair,
Many years from now,
Will you still be sending me a valentine
Birthday greetings bottle of wine?"
- When I'm Sixty-Four -

La chica del pañuelo azul dijo...

Ohh! Me encantó esta entrada.

A mis dieciséis años, yo también pienso que el amor a la moderna es mucho más complicado, por lo sencillo que llega a ser. Ya no hay necesidad de nada, así que es más cómodo, pero por eso es más complicado: el enamorarte de nada en realidad.
Por suerte, las palabras bonitas, los susurros, las sonrisas y las charlas de nada o de demasiado, siguen en pié para recordarnos que esto no es un juego de estrategias, sino de azar, y que el destino es el que agita el mundo para lanzarnos como dados ante él.

Saludos =)

María Cristina Ibarra dijo...

Siiii... yo también prefiero así las relaciones. ¡Qué cosas!
Campanita! estoy alejada del mundo bloggero, pero aquí estoy de vuelta.
Saludos y abrazoteee...

Andrea o Carolina dijo...

El amor a la "antigua" y el amor a lo "moderno" no existen realmente. El amor es el amor. Siempre ha existido como tal al igual que el tiempo.

¿Adivinas?

Amor y tiempo. Indispensables.

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang