Anotando Instantes

by - lunes, octubre 19, 2009

Estaba sentada frente al gran ventanal de su piso, el mismo por el cual había decidido vivir allí, adoraba sentarse frente a el y ver la ciudad, sus luces, las personas, lo carros y en otras ocasiones se sentaba simplemente a ver las nubes pasar por el cielo; miro su reloj, solía quitárselo antes de acostarse, pero en aquella ocasión no había tenido tiempo, era un reloj rosado intenso y dentro tenia muñequitos, en realidad era un reloj de niña, pero a Camila la hacia sentirse bien, le recordaba cuando aun los sueño podían hacerse realidad.

Eran las 4:38 am pero no podía dormir mucho, así que se había levantado a fumar un cigarrillo y mirar como iniciaba el día en aquella ciudad, se había preparado un café negro, y había tomado igual su libreta de apuntes, casi nunca la dejaba, en cualquier momento, podria necesitarla para escribir un instante, estaba absorta pensando en su vida, en cuanto había necesitado pasar para llegar a donde estaba, en el millón de veces que se sintió morir, en el millón de veces que tuvo que llorar, en las otras tantas que también había sonreído, pensó en sus malas épocas, y en las épocas que fue mala, con los otros o consigo misma, daba igual.

volteo y observo a Tomas, aun dormía, lo miro con toda la dulzura que existía en su alma, quizás el ni se imaginaba ella cuanto lo amaba, lo mucho que significaba en su vida, pero algún día pensaba decírselo, ya llegaría el momento indicado; tomo un sorbo de café y siguió absorta en el paisaje, miraba como comenzaba a llover, trato de contar cuantas gotas de lluvia alcanzaban su ventana, pero eran muchas para que lograra hacerlo.
-Camila, que haces allí?
- No podía dormir, así que me prepare un café, y estoy esperando que amanesca.
- ven a la cama conmigo, hace frió
- lo se, espera, ya pronto amanecerá
- que tienes en la mano?
- es mi libreta de instantes
- jajaja, y como logras anotar un instante?
- no se, supongo que poniendo las palabras adecuadas, o las inadecuadas, que se yo, pero finalmente poniendo la verdad.
- Me amas Camila?
- tu que crees?
- que si, pero quisiera escucharlo de vos
- claro que te amo Tomas, con toda mi alma
- y por que lo haces?
Camila suspiro, miro su reloj de niña y sonrió, volvió a mirar a Tomas, no lo había mirado durante el transcurso de la conversión, y con sus ojos oscuros y sus pupilas dilatadas le dijo
- Te amo Tomas, por que cuando estoy con vos, recupero la fe en el mundo y por un pequeño instante logro creer que los sueños pueden hacerse realidad- tras una pequeña pausa - mira Tomas, ya esta amaneciendo.
le dijo; mientras señalaba el cielo que comenzaba a tomar color.

You May Also Like

3 comentarios