Inspiración

by - viernes, julio 31, 2009

Quisiera escribir; verdaderamente quisiera escribir, pero no tengo mucho que decir, quizás con mi actual estado de estabilidad termino por agotarse mi mal llamada inspiración, pero es un precio que pago con gusto por el solo hecho de cada día sonreír.

He abierto la ventana, de nueva entrada, varias ocaciones, tengo al menos 10 nuevos borradores sin terminar, y solo existen dos cosas que se remiten a mi, cada vez que intento formar párrafos.

Una de las dos, es pensar que te quiero, la segunda particularmente es recordar la primera vez que escuche el corazón de mi hijo cuando estaba embarazada, parecía un caballito galopando dentro de mi.

Lo dicho, sufro de falta de inspiración, pero de una muy agradable tranquilidad.

You May Also Like

11 comentarios