jueves, 16 de julio de 2009

Infinito

Hoy mientras no me observabas, yo miraba el firmamento; estaba amarillo, algo rojo; y finalmente muy naranja (como vos) había un millón de nubes en él, pero estaban fragmentedas en pequeños pedazos que parecían cortados al azar, fue entonces que recordé los glaciares, sus enormes bloques de hielo cayéndose y partiéndose, definitivamente no me parecieron tan diferentes (el mar y el cielo).

Fue en ese instante que me miraste sin mirarme y me di cuenta que vos y yo tan diferentes y sin embargo tan similares, tanto como para tener la sonrisa eterna que se pierde en el infinito mar, en el infinito cielo y en la infinita paz.

4 comentarios:

Tomáz dijo...

La madre si no está enamorada... puro poema cursi.
Que bueno.
Saludos.

Campanula dijo...

jajaja si vieras que no, pero si ando en una epoca de solo paz y amor.
un saludo para vos

el aguijon del moscardon diesel dijo...

se sienten tranquilos tus cielos

●•· √эиμⓩ ·•● dijo...

"El mar y el cielo, se ven igual de azules, y en la distancia parece que se unen.

Mejor es que recuerdes que el cielo siempre es cielo, que nunca, nunca el mar lo alcanzará...

Permiteme igualarme con el cielo, y a ti te corresponde ser el mar"

Amo esa canción...

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang