sábado, 16 de mayo de 2009

Victorias


Vuelvo a tener la sensación de tener algo que decir, escribir o ser (no hacer, eso ya lo se, o quizás) y no saber que es, estoy cansada de mis cambios de animo instantáneos y dependientes, estoy cansada de mi tristeza, esa misma que me permite analizar mi vida como si fuera métrica, y mirar milímetro por milímetro lo que en realidad significan las cosas, estoy cansada realmente de en ocaciones olvidar sonreír, estoy cansada de olvidar aquello que debería recordar, y recordar aquello que debería olvidar, estoy cansada de escribir cosas tristes, estoy exhausta, agotada, cansada.

Desearía; realmente desearía reír hasta que me duela la panza, desearía estar tan alegre hasta que me siente empalagada, desearía, desearía, desearía.......... es que ya no recuerdo en que momento comencé a extrañar, ya no recuerdo en que momento comencé a extrañarme, ya no recuerdo quien soy, por que vivo, quien soy; es que lo pienso, lo miro, lo detallo y me doy cuenta que comencé a ser lo que el mundo quería que fuera y yo no quería ser, y el mundo comenzo a ser lo que yo no quería que fuera y ahora es, es que simplemente olvide que ganar pequeñas victorias no significa ganar la guerra y por primera vez en mucho tiempo deseo con ansias locas ser por fin el Napoleón, el Simón Bolívar de mi propia vida, por n-mil aba vez en mi vida, deseo realmente ganar la guerra y comenzar a sentirme victoriosa.

4 comentarios:

Jorge Montoya dijo...

Dice una de mis canciones favoritas que "pensar es tener los ojos enfermos", porque se nos va la vida pensando pensando sin abrir la sensibilidad para percibir las cosas maravillosas que tenemos en frente.

No te angustiés, que es lo más normal andar enredado entre dilemas de todo tipo, pero podés procurarte un respiro, salir a caminar, tomar una flor, mirarla con cuidado, sentarse en la grama, inhalar oxigeno por un rato sin más pretensiones.

Y si tenés muchas ganas de reír, y si tenés la razón, y si no hay oposición, no te quedés con las ganas de reir.

Un abrazo :D

inma dijo...

Hola Campa,

cuando no escribo, te leo a ti, y lo cras o no, me siento el 80% de las veces reflejada en lo que escribes.

Hoy parece que hables por mí. Tomarse un respiro, salir a ver el mar y a comer pipas con un buen amigo y hablar de algo que no sea tú y tus preocupaciones- eso es lo que he hecho yoe sta tarde- viene muy bien, pero cuando una vuelve a casa, se da cuenta de que tres horas no cambian la congoja que a veces inexplicablemente se apoderan de una.

Yo tb necesito ganar batallas, pero una de bien gorda. Habrá que esperar, Campa...

te mando un abrazo!

p.d.: gracias por tus posts :) algún día me mandas una crítica, jaja.

p.d.: ojalá escribiera con más frecuencia, pero no me gusto/a lo que escribo...a veces me es más fácil (soy una cobarde) guardármelo bien adentro :S

Luis Hernán Rincón Rincón dijo...

Pides imposibles ahí entre una y otra palabra. Yo me imagino que puedo reir hasta que me duela la panza, pero, veo imposible sonreir hasta que me duela la panza.

●•· √эиμⓩ ·•● dijo...

Hoy me siento tan igual a ti...
Que no tengo ganas de escribir.

 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang