jueves, 25 de diciembre de 2008

A 5 meses de mi realidad

Hoy, es 25 de Diciembre de 2008, pocos dias antes de irme cree este blog, sin saber mucho de la cosa, pero aqui segumios, muy solos o muy acompañados, y fue por aca por donde termine por sacarme espinitas que se me crearon en mi nuevo hogar, mi realidad cambio, mi perspectiva de la vida cambio, yo cambie y aunque por hoy estoy en mi casa del hermoso Medellín, hoy se cumplen 5 meses desde que me fui a trabajar a otra parte, y aun siento cada vez que me tengo que ir, la misma sensación de ser una enorme dona con un enorme gujero en el centro; en Navidad por cualquier razón el sentimiento se hizo mucho mas ¨desgarrador¨ y hasta me sente en la silla de mi jefe para decirle que renunciaba (el me pidio que lo pensara mejor, y en esas ando), sin embargo es la distancia lo que te hace sentir peor, hoy ya paso el día de navidad, solo queria decirles a todos aquellos que me leyeron, y a los que no, a los que se les chispotio y entraron por equivocacion a mi blog, y a los que entraron por gusto, a mis amigos y hasta mis enemigos, en fin ya entendieron la idea, a todos ustedes y a los demas, espero que hayan tenido una muy buena navidad, al lado de los que aman, por lo menos al lado de una persona que quiesieran y espero que en el 2009 nos veamos de nuevo, que pueda seguir escribiendo, y que alguien en el mundo me lea, lo que sea, Feliz Navidad Y prospero año nuevo

viernes, 19 de diciembre de 2008

Deja vu

Miro el reloj, era la 1:57 de la tarde de un día de agosto, casi nunca venia almorzar, pero hoy había querido darle una sorpresa a Antonio, metió la llave en la puerta y sintió como si esto ya lo hubiera vivido, un simple deja vu, no le presto importancia, igual cada día abría la misma puerta, solo era eso.
Entro al apartamento y parecía ser que no había nadie, así que tomo su celular y le marco, comenzo a escuchar el sonido del celular de Antonio dentro del cuarto, así que camino hacia allí, al llegar vio a Antonio acostado con paula (su mejor amiga) vio como fornicaban placenteramente sin percatarse de su presencia, las lágrimas comenzaron a rodar por sus mejillas, quizo correr pero sus pies solo caminaban, sin saber como camino hacia la cocina, tomo un cuchillo entre sus manos, se sentía traicionada y su mente pedía venganza, camino al cuarto y pensó en lo que iba a hacer, en sus caras de terror al verla y pensar que los asesinaría, pero se arrepintió, así que solo dio un paso atrás y se tropezó con algo, el cuchillo cayó al suelo y entonces vio a Antonio salir del cuarto, trato de correr, pero Antonio la tomo del brazo, como todo buen hombre explicando que esto no significaba nada, sin embargo y sin saber como cojio de nuevo aquel arma corto punzante, pero esta vez con la firme intensión de cortarse las venas ¨que dramática soy¨ pensó, Antonio solo se tiro a tratar de quitárselo, y en el típico forcejeo de película maría sintió como el cuchillo entraba en su abdomen, estaba frió y se comenzo a desmayar, en ese instante pensó ¨esto no tenia que pasar, lo tengo que recordar....¨, cerro sus ojos; miro el reloj, era la 1:57 de la tarde de un día de agosto, casi nunca venia almorzar, pero hoy había querido darle una sorpresa a Antonio, introdujo la llave en la puerta y sintió como si esto ya lo hubiera vivido, como si hubiera algo que recordar, como si fuera un simple deja vu.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Llegando II

Habían pasado cerca de ocho días desde que estaba en este pequeño pueblo rodeado de montañas, y ya me encontraba algo más acoplada, aunque creo que en realidad se trato, de que no se como, termine conociendo personas que sacudieron mi rutina.

los primeros 3 días, me la pase llendo del hospital al cuarto del hotel y viceversa, en las noches trataba de escribir, pero mis letras estaban algo perdidas en la ciudad; aun así tratando de evadir mi nueva rutina, salia y me sentaba en una banca del parque del pueblo a observar mi entorno y solo lograba pensar ¨tienes que hacerlo, tienes que aguantar¨, así terminaron por pasar los días y acoplarme a mi entorno, ya hablaba mas con mis compañeros de trabajo y hubo alguno con el cual tuve mejor empatia que con el resto, y fue entonces cuando como por arte de magia, mi rutina, mi aburridora rutina desapareció, pero esa es otra historia y con otro color.

A los 8 días exactos de llegar, era domingo y como algo raro en mi me desperté muy temprano, así que pensando en que no había mucho que hacer trate de dormir otro rato y termine por conseguirlo, a eso del medio día, salí, comí algo y pues tome ruta hacia lo poco que conocía y donde siempre los brazos estaban abiertos para mi, me fui en dirección del hospital, cuando iba hacia allí sonó mi celular, y no se imaginan la alegría de mi estomago al ver que era precisamente mi nuevo amigo:

- hola

- hola, como estas?

- bien y tu? que hacías?

- estoy en el hospital, ven que creo que te conseguí casa

- listo ya voy

Obviamente que acelere mis pasos y en cuestión de medio minuto allí estaba, escuchando cual era la propuesta y mirando que iba a suceder; termino por tratarse de la casa que tenia arrendada una enfermera jefe que ya se regresaba a la ciudad y se marchaba esa misma tarde, osea que era cuestión de tomar la decisión y la casa era mía, aunque había un pequeño problema....... y los muebles? yo no tenia nada, ni una silla en que sentarme, aun así, mi amigo y yo fuimos a ver la casa, y pues, no era la octava maravilla, pero estaba disponible y la enfermera me dijo que me vendía algunas de sus cosas, trato que acepte.

En realidad las cosas que me vendió aquella enfermera constaban de un colchón, un ventilador, un fogón de luz, una escoba, un trapero y un recojedor, horas mas tarde me estaba mudando a mi casa, oigase bien MI casa, o mejor dicho, mi nuevo hogar, por primera vez en mi vida, tenia algo propio, conseguido por mi y por supuesto pagado por mi, creo que aquella noche experimente por primera vez en la vida que es la libertad absoluta, y aunque no contaba con mucho, por que para que quede de constancia, no tenia ni televisor, ni en que escuchar música, solo un colchón para acostarme, un ventilador con que amenizar el calor infernal y dos cuartos más, completamente vacíos; a pesar de todo esto, por primera vez me sentí en responsabilidad absoluta de mi ser y por primera vez comencé a hacerme cargo de mi misma, creo que la sensación que tuve aquella noche nunca la volveré a tener, era libertad mezclada con innovación, curiosidad y hasta con miedo, pero era el sentimiento de haber comenzado a ¨crecer¨ obvio que esa noche celebre, reí, bebí y tuve buena compañía, además por primera vez comencé a pensar en que adquiríria en mi futuro.

Por supuesto luego fueron dos semanas terribles sin t.v y sin música, mucho tiempo para encontrarme conmigo misma, pero que va, ya son 5 meses.

Cóctel de vida

Creo que nuestras vidas son una gran pantalla de cine, frente a la cual están sentados Dios, la vida, y el destino (si existe), tienen un gran balde con crispetas y sus refrescos (por si les da hambre o sed) , en fin, lo diferente en esta pantalla es que se puede cambiar de canal o de humano según sea la perspectiva, a veces drama a veces humor, eso si ellos siempre sonriendo, y simplemente por que en su pantalla de cine se logran observar los dos lados de la historia, y los humanos tan tontos como siempre solo mirando uno, y eso que creemos existir en tercera dimensión, o sera que nuestros pensamientos están solo en una, hay por Dios que ambivalente estoy hoy, debe ser la soledad mezclada en un buen coctel con navidad, ojala no me maree mucho, por que ya casisito voy a vomitar.

viernes, 12 de diciembre de 2008

Día Internacional del Orgasmo

Me he enterado por varios medios de una iniciativa que me parece bastante interesante, y que ya se había planteado en años anteriores (vamos para el tercero) , aunque la verdad no se que tan buenos resultados tuvieron.
Creo que esta iniciativa ya va rodando también por el facebook, pero acá les dejo alguna información que encontré en la red, y pues los dejo para que lo piensen, yo por mi parte espero unirme.

La propuesta de alcanzar el orgasmo fue lanzada por Donna Sheehan, de
76años, y Paul Reffell, de 55, creadores del "Orgasmo Global por la Paz".
Elmotivo de esta placentera propuesta radica en lograr un cambio positivo enel
campo energético de la Tierra mediante el mayor aporte posible de
energíabiológica, mental y espiritual.Al igual que el año pasado la masiva
manifestación fue impulsada por lapareja desde su sitio de Internet donde, sin
vueltas, aseguraron que elemprendimiento puede contribuir a luchar por la paz,
contra el calentamientoglobal y por la justicia social y de género. "La
intención es lograr un cambiopositivo en el campo energético de la Tierra
mediante el mayor aporte posible deenergía biológica, mental y espiritual",
explicaron.La idea es "efectuar un cambio en el campo de energía de la Tierra
mediantela inserción de la mayor carga posible de energía humana”, precisó la
pareja. Setiene como hora establecida las o6:08 Hora universal (GTM).


A mi parecer esta buena la propuesta, nada se pierde con intentar, y por la paz, mucho mejor, yo por mi parte reservare el 22 de Diciembre en mi agenda, y ustedes? recuerden que la idea, es tener un orgasmo, solo o acompañado, además hoy solo es 12 de Diciembre, contamos con 10 días para preparar todo, encontrar con quien y dependiendo de los gustos de cada uno, los otros elementos que se pudieran necesitar, jajaja, un saludo y que la pasen bien.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Salvación

Era un aparta estudio en un piso 8 de algún buen barrio de la ciudad, tenia un gran ventanal en el cual se reflejaban las luces, últimamente parecía mas iluminado, pero eran tan solo los destellos del comienzo de la navidad, Roberto y Camila como muchas otras ocasiones se habían encerrado temprano, a petición, como siempre, de ella; el odiaba realmente seguirla, pero no podía evitarlo, ni siquiera por que la amara, simplemente por que era adictiva, al igual que todas las adicciones que ella poseía.

La silueta reflejada a contraluz la hacia verse mas delgada, Roberto la observaba desde la cama, miraba cada uno de sus pasos, veía como fumaba cigarrillo tras cigarrillo, parada, desnuda frente al ventanal; sabia que Camila estaba mal, que algo le ocurría, y sin embargo no quería preguntar, sabia que si lo hacia la respuesta de ella solo seria una dulce sonrisa, y como todas las cosas dulces en Camila terminaría en un trágico final.

Muchas veces cuando la conocio la vio sonreír, mientras le decía que ella estaba loca, pero eran solo charlas, solo un mal chiste, aunque en los ultimos tiempos y a causa de todas las nuevas circunstancias el había comenzado a creer que ella decía la verdad, de un tiempo hacia aca, o mejor dicho desde otro hombre hacia aca, la locura de Camila, había comenzado a notarse mas, sus horas de tristeza comenzaron a ser mas prolongadas, sus sonrisas con un toque de nostalgia mas constantes, y sus lagrimas dejaron de salir de sus ojos para salir en su corazón, Roberto lo sabia, conocía cada uno de sus secretos, los odiaba y la preguntaba que rondaba por su cabeza en las ultimas semanas era si Camila volvería a ser la misma de antes, o si las drogas y aquel hombre la habían modificado para siempre? incluso, ni siquiera era la contraluz lo que la hacia verse mas delgada, era la soledad y la maldita cocaína, en resumidas cuentas, la culpa solo era del otro, y de Camila, por no haber tenido las agallas de decirle que no.

Camila veía el reflejo de su cuerpo desnudo en el ventanal, fumaba y fumaba y solo podía pensar en Roberto, en cuanto lo quería, en cuanto quería que Roberto fuera su salvación, pero también estaba el, el otro que hacia unos meses había entrado a su vida, y ese que aunque odiaba no lograba olvidar, pero finalmente era Roberto, su amor por el, y el saber que era su obligación salvarlo primero, antes que salvarse ella, solo eso rondaba en su cabeza, salvar a Roberto, salvarlo de ella, por que aunque nunca fue su intención, Camila se había convertido en la perdición de ambos.


Tenia ganas de llorar, llorar, solo llorar, pero ya no habían lagrimas, el mar que alguna vez había existido en sus ojos, ya no estaba allí, había partido hacia su corazón, para no irse nunca mas de allí, entonces se sentó en el pequeño sofá, el único que poseía y tomo de la mesa de vidrio un pase más, solo para pensar mejor se decía a si misma, pero la realidad era, que no lo podía evitar, el sentimiento compulsivo de querer mas drogas, se había instaurado en ella y no sabia si se iría o no, estaba segura de que Roberto la observaba, de que miraba como se drogaba, de que el se sentía incluso mas impotente que ella, sabia que odiaba verla así, por eso no se atrevía a mirarlo, solo el tenia el derecho de decirle que no, y ella no sabría como hacerle entender a Roberto que ella a el también le diría que no; Siempre metiéndose con hombres malos, siempre saltando al vació por ellos, siempre en picada, hasta que llego Roberto, no para salvarla, por que en ese entonces Camila no necesitaba salvación, aunque ahora la necesitara desesperadamente, si no para demostrarle que los buenos valían la pena de verdad.

Lo amo desde el primer instante, hubiera hecho cualquier cosa por el, pero nunca fue necesario, Roberto era un buen hombre y nuca hubiera puesto a Camila en la parafernalia de tenerlo que salvar; se conocieron se enamoraron y de haber sido un cuento de hadas, hubieran sido felices para siempre, pero era la realidad, y la curiosidad de ella lo arruino, cuando meses después de estar con Roberto conoció a José, uno muy parecido a su pasado, pero se metió con el, y esta vez haciendo una excepción a la regla no se tiro al vació en busca de salvarlo, se tiro al vació con el, probo todo aquello que había prometido no probar, y le gusto, y no lo pudo dejar, pero José si la dejo, peor que nunca, pero la dejo.

Roberto sin embargo no lograba dejarla, no compartía ya su mundo, pero no podía dejarla.

Mientras Camila estaba absorta en sus pensamientos sonó su celular, era un numero desconocido, a pesar de no estar en sus 5 cabales y no querer hablar, algo le dijo q contestara y lo hizo, fue entonces que se sintió morir al escuchar al otro lado de la línea a José, su corazón palpito rápido, escucho lo que el le dijo, inmediatamente se arreglo y salio.

El estaba afuera de su edificio esperándola, le pidió que fuera con el a su casa, que la extrañaba y ella no pudo decir una vez mas que no, al llegar a la casa de José, todo comenzó a aclararse en la mente de Camila, con José siempre se limitaban las cosas a lo mismo, comenzaban con el licor, luego el sexo y las drogas y después el enorme sentimiento de soledad, fue en aquel momento que sin saber como, Camila decidió re-cuperase y sacando hasta el ultimo centímetro de fuerza que aun existía en su alma, tomo sus cosas, le dio un beso en la frente a José, y le dijo que no, que nunca mas estaría allí para el, ni para el mundo que el le creo y se fue, dejándolo solo en su enorme vació y comenzando a escalar para salirse ella de allí; comenzó a caminar bajo las luces de la ciudad por una enorme calle, llamo a Roberto y le pidió que se encontraran, luego de media hora ambos caminaban juntos y Camila lo amo como nunca, y con el mar de lagrimas que rodeaba su corazón le dijo adiós, le pidió que se fuese de su vida para siempre, le sonrió, lo beso tan dulce como nunca y siguió sola su trayecto bajo las luces de la ciudad; finalmente había salvado a alguien, finalmente se había salvado ella, y finalmente en medio del bullicio, las lagrimas comenzaron a salir no de su corazón, si no de sus ojos recientemente salvados.

Y al final

Ya no se sabia de que lado estaba la esperanza.

la cuenta regresiva, si es que algún día había empezado, continuaba en ascenso; las posibilidades de un reencuentro se hacían mas remotas, y no precisamente por los mas de mil días de distancia, sino por los eventos que en pro de hacer la espera menos des-esperante les había ocupado la mente (y algunos de sus subordinados).

Por razones de "sobra" -literalmente- se separaron y así el tiempo marco varias veces las mismas fechas en el calendario. Fue un periodo que en principio pareció favorecer los intereses comunes (de los dos), pero que término por convenir al interés de otros que ahora se suman a la historia (de cada uno). Sabrá el diablo cual de los dos dijo hasta luego queriendo decir adiós. Cuanto podría decirse de esta deserción. Ella termino por casarse con su primer error, ¡que digo! su primer amor, sin tratarse claro de una reincidencia de sujeto sino de una repetición de la historia, pero con la variable de que la primera vez dijo hasta nunca..... Y la segunda "hasta que la muerte nos separe". El, por su parte, se dedico a hacer cátedra de masoquismo en el corazón de una fella, a quien por gusto o costumbre le había demostrado, con trabajo de campo y todo, cuan generoso era su amor, la amaba a ella, a la otra ella y sobraba un poquito (por si las moscas).

La ausencia nunca estuvo ausente y por consiguiente tampoco la angustia y mientras todo pasaba y pesaba, hubo días en que alguno se atrevió a preguntar por el otro, o más bien, a preguntarle al otro por el mismo. Monólogos disfrazados de dialogo. Cada palabra pronunciada atentaba contra la más intrinseca función del lenguaje: la comunicación. Era notable, Y LO SIGUE SIENDO, el ahínco alegórico con el que hablamos.... VAYA HIPOCRITA FILANTROPIA DE NO QUERER MENTIR PERO TAMPOCO DECIR LA VERDAD!!!...

Bernarda

sábado, 6 de diciembre de 2008

Y la culpa siguio siendo mía

Bien lo dice mi amiga Ana ¨uno quiere con el estomago, no con el corazón¨, recuerdo que cuando te vi, o que digo te vi, te leí por primera vez pensé que solo eras un pendejo más de la Internet, de esos que te dicen que hacen mucho, y a la hora de la verdad solo son unos perdedores detrás de una pantalla, sin embargo a mi no se que, le causabas curiosidad, bastante curiosidad, fue así como pasaron los días y comezaste a formar parte de mis noches en la red, no de muchas, comenzaste a formar parte de todas, cada noche se me hacia necesario entrar a la red y verte hay presente en mi msn para hablar de no se que cosas, pero que terminaban por entretenerme hasta la madrugada, un lazo muy chiquito o muy grande me comenzo a atar a ti, y un día pasamos al teléfono, aun recuerdo el sonido de tu vos, nos gusto instantáneamente a mi y a mi estomago, wow cuando dijiste ¨hola¨ ya tenias reservado un boleto en primera clase hacia mis afectos, paso el tiempo y muchas veces no era necesario hablar, con la presencia bastaba, fue entonces que escribí victoria ¿ lo recuerdas? ese fue mi regalo para ti, cada palabra te llevaba implícito, pero bueno, como siempre lo he dicho, mis cuentos mitad ficción, mitad realidad; para ese momento ya te admiraba, tu perseverancia, tu impulso, tu pasión, todo detalle que alcanze a conocer de voz me comenzo a gustar, excepto que como cosa rara, yo no te interesaba, fue entonces cuando comenzo mi huida de ti y del resto del mundo, y lo conocí a el, a el hombre que me convirtió en lo que por ahora soy, me guste mucho o poco lo que soy, y entonces, incluso en la mierda pensé en vos, y en que eras mi ¨amigo¨, uno muy extraño, pero uno que no me podía juzgar, fue ese día cuando te llame y te confesé hasta mi mas ínfimo secreto, no se por que te elegí a vos, no se por que te sigo eligiendo, pero al final siempre terminas siendo vos, solo que mis secretos no te gustaron, como tampoco me gustan a mi, y decidiste realizar tu huida, eso sí, como siempre en vos con gran diplomacia, pues bueno, hoy solo trato de decir que aunque quisiera decir jodete, solo quería que por un instante te tiraras al vació, no por mi, sino conmigo.
Feliz Navidad y que seas feliz, y como nota aclaratoria, por vos me dio medio dolor de estomago, solo medio para mi fortuna, por que como diría Benedetti ¨la culpa es de uno cuando no enamora, no de los pretextos ni del tiempo¨
Adios.
 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang