Mi alma y hoy

by - sábado, septiembre 13, 2008

Hoy al levantarme hubiese querido vestir mi alma de un blanco escultural, acostarla en mi cama, en esa misma cama de la cual mi cuerpo se acababa de levantar, eso sí, acostarla muy suavecito, como ultimo vestigio de mi amor por ella, cortarle las venas y sentar mi cuerpo ahora vació a mirar como poco a poco se desangraban las risas, las lágrimas, la felicidad, la tristeza y cada sentimiento que ella pudiera poseer, entonces ella me miraria con sus enormes ojos, tan llenos de ternura y me sonreiria, al fin y al cabo es mi alma y me comprende, en fin, lo mas importante era ver como por sus delgadas venas terminaba por desangrarse el amor y finalmente el dolor; eso sí, que quede muy claro, a mi cuerpo le seguiría quedando el corazón, solo que uno al cual no le darían mariposas.

You May Also Like

3 comentarios