lunes, 24 de abril de 2017

Infografía - 10 Pequeñas claves para Leer más y sin tantos dramas

Bueno, pues ayer fue el día del libro, y como buena lectora que soy decidí dar un par de claves desde mi experiencia, sobre que cosas podemos hacer para mejorar nuestros hábitos a la hora de leer. Así que me puse en la tarea de hacer una pequeña infografía con estos datos.

La cosa es que como obvio no tengo como pagar la pagina donde la hice, solo esta en formato medio, pero la pueden descargar y seguro la verán mejor. espero que la disfruten y por supuesto me gustaría leer sus opiniones. Así que sin más preámbulos, acá les dejo "10 Pequeñas claves para Leer más y sin tantos dramas"




O si quieren verla directamente en la página de la aplicación, acá les dejo el enlace para la Infografía



Historias de media noche 1

Buenas noches club de insomnes, acá estamos para nuestra primera de historia de un proyecto que probablemente muera mañana, sin embargo, por hoy se abre el blog a todas aquellas almas desveladas y a todas las otras amantes de las madrugadas; pero sobretodo a aquellas que les gusta espiar en el interior de los demás.

Como escribí hace unos días por el momento estoy desempleada, y eso implica tener la hermosa posibilidad de pasarme las noches en vela disfrutando del silencio, un clima mucho mejor (la mayoría de veces) y por supuesto la posibilidad de utilizar mis horas nocturnas en lo que se me apetezca (ventajas de no madrugar). Sin embargo, desde hace un par de días, o meses, me rondaba la idea de escribir a media noche, al fin y al cabo ser adultos trae consigo para muchos el habito de trasnochar, además, seamos honestos, suena interesante saber que se puede escribir a la media noche...¿Terror? soy pésima, a menos que les hable de algunos de mis ex...¿Amor? sigo siendo pésima...¿Humor? ya quisiera yo tener el talento...¿Sexo?...¡Por favor! para eso están otro tipo de paginas especializadas; así que para resumir, solo me confesaré...pero vamos, no se adelanten, no hablo de contarles mis pecados, que para ser honesta no son tantos ni tan graves, pero si algo vergonzosos, con decirles que mi último gran pecado fue tan solo un pensamiento. No, no es eso sobre lo que pienso escribir, más bien pienso en regresar a la dinámica de contarles lo que pienso y siento, y bueno, si estan dispuestos a leer, quizás se sorprendan, los humanos solemos parecernos sentimentalmente mucho más de lo que creemos.

Lo cierto es que ni siquiera estoy segura de publicar esta entrada al terminar de escribir lo que sea que se venga a mi mente, pero de todas maneras ya me llamaba bastante la idea, al fin y al cabo como ya lo había dicho, quiero regresar a la vie en rose.

Pero bueno, comenzando con el confesionario, y para rayar en lo cliche, que tal si les hablo de amor...ta-ran...seguro se lo esperaban ¿o no? pero es que al fin y al cabo que sentimiento hay más común en el mundo, que el amor, y con ello todas sus vertientes, como lo es el tan odiado y doloroso desamor; y es que así como el frío no existe, y solo es la ausencia de calor, el desamor, ese, si que existe, pero también significa ausencia.

La RAE nos define 14 posibles significados de los que es el amor (me gusta buscar las palabras en el diccionario, manías pendejas), sin embargo y para efectos prácticos, creo que si pudiéramos reducir el significado del amor al del diccionario, con las primeras tres bastaría, así que acá las tienen:

Amor

Del lat. amor, -ōris.
1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
3. m. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.

Bueno, para mi, de todos los posibles significados los que más llaman la atención son el primero, y el segundo porque al igual que los antiguos filósofos plantea el amor como una insuficiencia personal,y la necesidad de que alguien más nos complemente... y lo cierto, es que tenían algo de razón.

El amor, casi siempre se trata de esa necesidad que tenemos de sentirnos completos, llenos, como si fuéramos una gran dona a la cual le faltara el relleno en su centro...y no nos digamos bobadas, el desamor, que es la ausencia de amor como lo plantee al principio, es el sentimiento de soledad más desbordante y doloroso que existe, así que definitivamente estoy de acuerdo con esta definición. Sin embargo, no creo que el amor encaje solo ahí, no creo que sea tan plano, porque lo cierto es que no solo amamos personas, también amamos cosas, trabajos, etc. y ahí es donde entra en este juego la definición número tres, porque a veces amamos sin ser amados, lo que significa necesariamente entregarnos y creo que es absolutamente claro para todos que no hay ningún complemento ni alegría en amar a alguien que no nos ama.

El amor no debe ser tan simple como querer sentirse llenos, sobretodo cuando alguien no nos ama, porque aunque creamos que esa otra persona puede ser el relleno de nuestra dona, lo real es que solo agranda el espacio vació central, y que nosotros a pesar de ser conscientes de ello, a veces igual esperamos que esa persona se sienta llena... aunque no sea con nosotros. El amor, la mayoría de veces y cuando es real, es absolutamente desinteresado aunque nos deje vacíos, aunque nos deje sin espacio relleno...el amor, no es tan básico como querer tener algo o alguien, como entregarnos o decidir no hacerlo, lo cierto es que el amor no puede categorizarse en 14 definiciones acertadas o no.

Creo que cada ser humano tiene su propia definición de lo que es el amor, de lo que implica y de lo que traerá consigo, porque el amor también tiene consecuencias, buenas o malas, pero ahí están, y solo cada uno de nosotros sabe a partir de si mismo que espera encontrar y cual espera que sea el desenlace. Pero si a mi, me preguntarán la primera cosa que pienso al mencionarme el amor, es indiscutiblemente mi familia, y si me pidieran una definición más profunda, diría lo que siempre he dicho... el amor es el mar divisado desde un risco, al cual saltas esperando no ahogarte.

Feliz noche insomnes, al final terminé escribiendo poco más de lo que pensé...por hoy concluimos mi confesionario de media noche.

viernes, 21 de abril de 2017

El inevitable circulo de la vida

En Cien años de soledad Ursula Iguaran siempre tenía la terrible sensación de que la vida andaba en círculos, creo que por fin logró comprender a lo que se refería. 

La primera vez que leí un blog fue en 2008, y lo recuerdo porque por aquella época estaba igual de desempleada que lo que estoy hoy; recuerdo que por casualidad di con un blog que se llama 'Con senos y con sesos' y comencé a leer cada uno de sus post, adoraba la manera divertida y fluida como la chica que lo escribía abordaba las situaciones cotidianas de su vida, a tal punto que fue casi como leer un libro y en cuestión de una semana termine leyendo casi todas (si no fueron todas) sus entradas. Entonces le mostré a un amigo lo que para mi había sido un gran descubrimiento, y él me alentó a crear mi propio blog, fue así como nació la vie en rose. 

Con una ortografía desastrosa (nunca, a pesar de leer mucho tuve buena ortografía, sobretodo con las tildes me va mal, o quizás solo era que antes no le prestaba tanta atención, ahora intento hacerlo, aunque me sigo equivocando) y una técnica que quizás avergonzaría a cualquier escritor, porque lo cierto es que nunca tuve tanto talento como hubiera querido, comencé a escribir aquellos cuentos que tenía vagando por mi mente, aquellas historias que navegaban dentro mío, las comencé a sacar a la luz. Luego se vinieron los post personales, esos en los que trataba de decirle al mundo los sentimientos que me llenaban y los cuales si no sacaba de alguna manera iban a terminar por ahogarme, esos post donde de alguna forma infantil y mal hecha me le desnudaba al mundo.

No lo voy a negar, mi blog llego a ser uno de mis hobbies más amados y mi terapia más perfecta. Tampoco voy a negar que me hubiera gustado mejorar con el tiempo, que me hubiera gustado aprender a narrar las historias de una forma fluida y divertida, porque no es la historia que se cuenta, sino como se cuenta; pero aunque no mejoré, aunque no era buena, siempre había soñado con escribir, y la vie en rose era mi ventana abierta a esto, aunque lo hiciera mal. Tanto que el 2009 que fue el año en que más escribí, lograba al menos 1.7 veces por semana producir algo. Bueno, malo, brillante o desastroso escribía. Sin embargo el 2008 también fue el año en que me fui a vivir a la quinta porra, precisamente cansada de buscar y no encontrar trabajo en la ciudad. La necesidad tiene cara de perro dicen por ahí, y para mi esa necesidad implico irme y dejar todo lo que amaba para empezar de cero en un lugar que no conocía, y fue precisamente cuando regrese que comenzó el decline de mi blog y que dejé de escribir, pero esa es historia de otro costal.

Por aquel entonces cuando comencé con el blog no tenía nada más que hacer, la desidia del desempleo me estaba volviendo loca, y la falta de dinero que lograba tal magnitud, que incluso comprarle un bombón a mi hijo fuera un lujo, solo lograban hacer un hueco enorme en mi alma. El desempleo de aquella época, me llevo a refugiarme en la literatura, en leer blogs y en comenzar uno. Hoy en el 2017 casi 10 años después regreso al mismo punto de donde partí. Acá estoy, a las 7 de la mañana, desempleada, tratando de contextualizar mis ideas y llevarlas a un punto que alguien logré comprender, porque realmente y aunque no lo parezca, esta será la parte más emocionante de mi día.

En aquella época tenía 27 años, una edad que si bien no era la de una adolescente, si me hacía sentir que aún tenía posibilidades infinitas por delante y que quizás aún existía la posibilidad de conquistar el mundo. Hoy tengo 33, y la verdad las perspectivas se han reducido, porque probablemente ya no conquiste el mundo y porque probablemente las posibilidades de éxito se hayan reducido. Además, esta esta terrible pregunta que me hago a diario, de si la cagué, de si tome la decisión correcta o de si me equivoqué al tomar el camino que decidí seguir, eso no lo sentía en el 2008, además por aquel entonces tenía la certeza de que alguien me iba a contratar... hoy, no lo sé.

El desempleo, es lo más similar que hay a la tristeza, o la tristeza es un efecto colateral pero inevitable del desempleo, no lo sé, lo que si sé, es que durante estos, ya 5 meses, he tratado de hacer cuanta cosa es posible...he leído, he visto series completas, he visto más fútbol del que nunca había visto (excepto por los mundiales que me los veo todos), me he negado a salir con gente (muchas personas no creen que decir "no tengo plata" incluye "no tengo pasajes), he tratado de aprender modelos estadísticos complejos para hacer minería de datos y de textos, me he metido a cursos de cosas que ni sé si me gustaban, he vuelto a leer, me metí a un curso de literatura, he dibujado, he pensado en ir a los clubes de revista, me metí a tinder, me volví a ver todas las temporadas de friends, he mandado al menos dos hojas de vida a diario, he visto más películas de las que veo normalmente, me he vuelto un poquito loca, me he alejado del mundo, he regresado a las redes sociales, he descubierto que me gusta estar sola, etc. Incluso ahora quiero resolver el álgebra de baldor, que aunque no lo crean, es una de las mejores terapias que existen para la tristeza.

Pero no me malinterpreten; estar desempleada me hace sentir desesperada en algunos ámbitos de mi vida como lo son el profesional, el monetario y el de estar activa y funcional, pero en otros me hace sentir terriblemente bien; y digo terriblemente porque me da miedo acostumbrarme. Estar desempleada me permite estar más tiempo con mi familia, algo que amo, me permite estar en soledad, algo que disfruto más de lo que creí, me permite tener tiempo ilimitado para leer, que es una de mis mayores aficiones, puedo gastarme el día aprendiendo aquellas cosas que deseo, y puedo dormir, dormir y dormir, aún así, preferiría encontrar un equilibrio entre el desempleo y el empleo.

Sin embargo, cada día de estos 5 meses he pensado en la vie en rose, en ese pequeño espacio que ya nadie lee, que ya nadie conoce, que ya nadie ve, ese pequeño rincón intimo, donde saco los sentimientos que amenazan con ahogarme si no los dejo salir, pero al cual en el inevitable circulo que es la vida, al cual casi diez años después, y en la misma situación del principio, siempre pienso en regresar.


lunes, 20 de febrero de 2017

Soy

Soy la estrella que fugaz en el cielo, llega inesperada y se pierde en el infinito
Soy la puerta siempre abierta a la que con pasos infinitesimales, siempre alguien se acerca, pero nunca atina a llegar
Soy el aire de la madrugada frío, fresco y etéreo
Soy el eco de los cristales de un vaso que alguien rompe al tirarlo contra la pared
Soy el grito agudo y desesperado que se pierde en el mar de una multitud indiferente, que pretende no escuchar
Soy el miedo a lo que no conozco y frente a lo cual no sé como actuar
Soy la lista de ideas escritas en la libreta, que esperanzadas ansían salir a la vida y que se pierden en el vaivén de los días
Soy el error de una noche de tragos y la resaca dolorosa del día después...

Pero también

Soy el beso que desea buenos días, el desayuno en la lonchera y la lucha contra los monstruos que cada noche amenazan con aparecer
Soy el faro que busca mostrar un camino que recorrer
Soy las canciones que hablan de nuevos días y que no se detienen a pensar en géneros
Soy la sonrisa y el abrazo de los in-amables, y el amor que a veces no pretende aparecer
Soy las lecturas en la madrugada, y los personajes que por un instante viven de verdad
Soy las noches de esfuerzo y los resultados de ese mismo
Soy el corazón, que a pesar de roto sigue latiendo y emitiendo luz

Soy flor, soy mujer, soy madre, soy amiga, soy amante, soy hija, soy inteligente

Soy Luz


PD: Este es uno de los ejercicios que aprendí en uno de mis cursos de literatura y que a veces me gusta retomar





jueves, 15 de diciembre de 2016

Eco 69 días 17 historias

La indiferencia de unos y el olvido de otros hicieron un eco mundial tan desproporcionado que termino acabando con la humanidad.

lunes, 12 de diciembre de 2016

El corazón sintético 69 días 18 historias


—Mi corazón es un corazón sintético —dijo ella.
—¿A que te refieres con sintético? —preguntó él.
—Bueno, la verdad es que me lo han roto tantas veces, que gran parte de su extensión pasó de ser del material original del que estaba hecho a una cantidad ilimitada de costuras; es por eso, que cuando miras mi corazón en lugar de ver el musculo rojo carmín que late con una bella forma, ve un pequeño Frankenstein del cual ya no se aprecia una pizca de humanidad...es por eso que no te puedo amar.
Él sonrió, tomo sus manos entre las de él y le dijo 
—Bueno, hay veces donde si uno encuentra a la persona correcta, el corazón se puede restaurar —y la beso, mientras aquel musculo comenzaba a dejar atrás las costuras y se llenaba de color carmín.

Pd: Había estado alejada del blog debido a que estoy en vacaciones y estamos en plenas fiestas, pero la verdad es que extrañaba escribir y espero retomarlo poco a poco, quizás ya no escriba cada día, pero si espero hacerlo al menos dos veces a la semana, con todo gracias a los que a lo mejor han continuado pasando por acá, a veces me gustaría leer algún comentario para saberlos ahí presentes...de cualquier modo, felices fiestas y nos seguimos leyendo :)

viernes, 2 de diciembre de 2016

El último dragón 69 días 19 historias

Cada noche el dragón se sentaba a observar las estrellas, nadie entendía porqué, pero él sabía que era casi una vieja nostalgia instaurada en su alma, las estrellas lo llamaban y un día cuando el mundo necesitara más de él volaría hacia ellas.

Así que el día menos pensado el  último dragón Dragón mágico, sobrevoló el mundo, y luego tomó rumbo hacía el fin del Universo para convertirse por fin en lo que siempre había sido, una estrella fugaz llena de esperanza.
 

La vie en rose Template by Ipietoon Cute Blog Design and Homestay Bukit Gambang